martes, 28 de febrero de 2017

Rock Dog

Una agradable película occidental hecha en China


Bodi  (Luke Wilson /Óscar Olivares)  es un mastín tibetano que ayuda a Kampa (J. K. Simmons)  su padre, a proteger a las ovejas que viven en el Tibet. Un día una avioneta deja caer varios objetos, entre ellos un radio, medio por el cual Bodi descubre el rock y se decide a cantar en una banda, por lo que abandona la montaña para ir a la ciudad en busca de sus sueños.

Esta coproducción China-Estados Unidos la dirige y escribe Ash Brannon (‘Toy Story 2’ y  ‘Surf's Up: Reyes de las olas’ codirector), quien se arriesga en su primer proyecto independiente, lejos del cobijo de las grandes casas de animación estadounidenses. Sesenta millones de dólares no suenan a poca cosa, pero cuando estamos hablando de cine de animación el asunto cambia un poquito, si tomamos en cuenta que ‘Toy Story 2’ costó 90 mdd y que Huayi Brothers no pesa lo mismo que Pixar, al menos de este lado del charco, entonces ya nos encontramos con un problema de presupuesto.

Pese a esto, su presupuesto no le impidió conseguir a una larga lista de guionistas para apoyar a Brannon con el guion, lo malo es que la historia no levanta a lo largo de la cinta, tiene un par de buenos momentos que seguro los adultos van a disfrutar, pero para  los más pequeños pasarán desapercibidos, la diversión es intermitente y ausente de carcajadas escandalosas.  El presupuesto tampoco le impidió tener un atractivo elenco de voz en donde figuran de todo menos apellidos chinos ya que el idioma original fue el inglés: Luke Wilson, J.K. Simmons, Eddie Izzard, Lewis Black, Sam Elliott y Matt Dillon entre otros. No escatimaron mucho en la banda sonora, lo cual es importante si tienes una película que precisamente tiene que ver con música, así que los productores se decidieron por Rolfe Kent, nominado al Globo de Oro por Mejor Música Original en ‘Sideways’, y aunque por ahí encontrará una canción que la  puede volver memorable (“Glorious” de Adam Friedman), la banda sonora cae en el mismo problema del guion, es decir, los adultos la van a disfrutar, lo niños no tanto.

En lo que sí escatimaron y no sólo en dinero, fue en algunos detalles de la animación. Tal vez lo que más salta a la vista es que el perro no parece perro, al menos no parece para nada un mastín tibetano. Si usted está familiarizado con las características de este enorme y fuerte canino sabrá que es una bola de pelos gigantesca. Crear por computadora un animal así de peludo, no sólo es complicado sino que es muy caro. Sin embargo, el hecho de la rasurada de los perros no demerita el resto de la animación. Cuenta con gráficos simples y llenos de colorido,  las imágenes de ‘Rock Dog’ se tornan muy agradables a la vista, me gustó mucho el gato Angus,  a quien dio vida el comediante inglés Eddie Izzard con un aire  muy a lo Mick Jagger.

En pocas palabras es una película visualmente agradable y sin muchas pretensiones, la cual se apega a la tendencia actual de animales humanizados como ‘Zootopia’ o ‘Sing’, pero… y aquí viene un gran pero, si es una película hecha en China, basada en una historia china (‘Tibetan Rock Dog’ novela gráfica de Zheng Jun), con el toque de la cultura china y dinero chino, ¿por qué carambas se alejaron tanto de las  bellas características de la animación china?  

Hicieron una “llevadera” película de animación occidental de raíces chinas. Entiendo que la animación oriental no genera la misma reacción ($$$) en oriente que en occidente, y que joyas de la animación de esas latitudes rara vez ven la luz de este lado del sol, porque la gente sigue captiva de la animación estadounidense, siendo pocos los que en verdad las valoran. Pero hacer una película sin las características propias del  país de origen es como negarle la nacionalidad a la cinta. Más que considerarla un acercamiento al público occidental, para mí resultó en un distanciamiento del cine de animación chino, creo que ‘Kung Fu Panda 3’ le hace más caravana a la animación de ese país.

Mi recomendación es que si entre las filas de su familia hay algún rockero nato o músicos que siguen el ritmo del corazón, entonces esta cinta es para ellos, ya que mientras no sean chinos, les parecerá  una linda película animada con un mensaje glorioso. Aquí una probadita.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario