12 oct. 2018

A Star Is Born



Cuando vale la pena 

repetir la historia


Tal parece que esta película se repetirá una y otra vez, pero ¿quién lleva la cuenta? Bueno, la verdad es que hay muchos que llevan la cuenta, sin embargo, cuando se tienen historias de amor de este tamaño, acompañadas de música maravillosa, grandes voces y buenas actuaciones, pues que la repitan las veces que quieran.


        Con detalles más, detalles menos, en estos días se estrena en México A Star Is Born (Nace una estrella). La cinta trata sobre Jackson Maine (Bradley Cooper), un músico country con dificultades en su carrera, un día descubre a una talentosa cantante llamada Ally (Lady Gaga) y trata de mostrar su talento al mundo. Conforme ella asciende en su carrera, él se va autodestruyendo.


        A Star Is Born ya contó con el talento de Fredric March y Janet Gaynor en 1937; James Mason y Judy Garland  en 1954; y Kris Kristofferson y Barbra Streisand en 1976, que será quizá la versión de la que más nos acordamos, al menos los jovencitos de cuarenta años, y esto incluye también al director, porque es a la versión a la que más se parece. Para las nuevas generaciones ésta será una primera vez, y no creo que salgan decepcionados, a pesar de la inexperiencia de los protagonistas en la dirección y la actuación, hablando de Cooper y Gaga respectivamente.


        Cooper quedó al frente del proyecto después de que Clint Eastwood lo abandonara. El reto a superar fue muy difícil, sin embargo, a esta historia siempre le ha ido bien con los premios y nominaciones; no creo que la versión 2018 sea la excepción. El peso de Gaga en el lado musical se nota, las canciones son originales y algunas las escribieron entre los dos. El hecho de que las escenas se grabaron con voces en vivo, le sirvió de mucho para reforzar su actuación.


Para el director novato lo más difícil sería su propia actuación, porque entre la dirección, el guion, escribir canciones y cantar ya tenía bastante. Se hizo acompañar de un gran elenco, entre ellos Sam Elliott, quien hace un papel extraordinario como su hermano y Andrew Dice Clay que nos llega por el lado de la nostalgia.


        Nace una estrella vale la pena el precio del boleto. A través de ella se dará cuenta de que Bradley Cooper no es sólo una cara bonita, sino que tiene muchos talentos. Lady Gaga, por su parte, demuestra que no necesita de disfraces extravagantes para llamar la atención, su poderosa voz es suficiente para ello.




4 oct. 2018

Venom


¿Villano o Antihéroe?


Es difícil imaginar a Venom, el archienemigo del Spider-man, sin Spider-man. De hecho, es mucho más complicado tratar de entender, por más que se vea en un gran formato y con lujo de detalles, cómo es que pasa un villano tan oscuro a convertirse en un antihéroe, aunque héroe al fin. Con esta premisa el panorama para el simbionte más temido de Marvel, no luce nada favorecedor, pero no se vaya, que no todo está perdido.


        El periodista, Eddie Brock (Tom Hardy), intenta desenmascarar al científico multimillonario Carlton Drake (Riz Ahmed), la obsesión lo lleva a perder su trabajo y a echar por la borda su relación sentimental con su prometida Anne (Michelle Williams). Cuando Brock se cuela en los laboratorios de la Fundación Vida, uno de los especímenes extraterrestres se fusiona con su cuerpo, obligándolo a hacer su voluntad.

        Ruben Fleischer (Zombieland, Santa Clarita Diet) no parecía el candidato perfecto para dirigir esta cinta, sin embargo su toque zombi comelón con divagaciones entre el bien y el mal, le agrega a todo esto un toque de humor que la hace más ligera. Los guionistas Scott Rosenberg y Jeff Pinkner aprovecharon las características simbióticas del personaje creado por  Todd McFarlane y David Michelinie para darle un nuevo comienzo a la historia, para “desimbiotizarla” del sorprendente Hombre Araña, por decirlo de alguna manera, y bueno, ese origen queda bien cimentado en la película, aunque aquí los fans más puristas de los comics puedan no estar de acuerdo, por lo que se les concede el derecho de tirarse al suelo y patalear.


        Sin duda la presencia de Tom Hardy puede atenuar el efecto devastador que esto pueda tener, porque la transformación no se queda sólo en Venom, el mismo personaje de Eddie Brock ha sido modificado para hacerlo más carismático y esta extraña sociedad alienígena-reportero funciona medianamente bien.

        La cinta se toma su tiempo para hacer el planteamiento, los diálogos están bien estructurados, al menos en la primera mitad de la película, cuando comienza la acción es cuando todo cambia de velocidad y pasa tan rápido que se vuelve confuso, hasta puedes pensar que te perdiste de algo y no tienes el control remoto para regresar y ver nuevamente pero en cámara lenta.


A mi gusto se extendieron demasiado en las escenas de acción, hay un abuso de las imágenes creadas por computadora, las cuales pasan a todo volumen y de manera tan vertiginosa que lo único que sientes es un ruido espantoso, supongo que la intención era expulsar a todos los simbiontes de la sala, así que si sospecha estar poseído por uno de esos, no olvide llevar sus tapones para los oídos.

        Ludwig Göransson le da a la banda sonora una variedad que la aleja de lo común, no funciona perfecto, tiene un par de temas muy buenos, pero me temo que quedará sin pena ni gloria; justo como el papel de Michelle Williams, ¡qué cosa más desangelada! (e ilógica, si nos apegamos de manera fiel a la historia).


        Venom llega a la pantalla grande con ganas de brillar por sí mismo, sin telarañas, sin Peter Parker, pero con el mismo traje. Tom Hardy podría rescatarlo totalmente, si la cinta se mantuviera constante y coherente, cosa que no sucedió; sin embargo esta nueva versión del villano con conciencia que es capaz de reírse de sí mismo merece otra oportunidad, al menos yo se la daba sin problema, porque en una segunda entrega el resultado podría ser mucho mejor, sobre todo si se piensa en un mejor antagonista.


        No abandone la sala hasta el final de los créditos que tenemos dos escenas adicionales y por favor, respete la clasificación de la cinta, no es una película para niños pequeños


       

2 oct. 2018

Blindspotting (Punto Ciego)


Prejuicios que saltan a la vista


Anote por ahí, en su lista de sorpresas cinematográficas de este año a Blindspotting (Punto Ciego), Opera Prima del joven director Carlos López Estrada, mexicano (nacionalizado estadounidense). Esta cinta se puede considerar una coincidencia fortuita en donde convergen la genialidad y el potencial creativo de un grupo de amigos.   


La historia gira alrededor de una ciudad y un par de chicos que han crecido juntos en el mismo barrio. Collin (Daveed Diggs) está en los últimos días de libertad condicional. Siempre está en compañía de su mejor amigo, Miles (Rafael Casal), quien tiene una peculiar gracia para meterse en problemas. Los dos viven en Oakland, California, una ciudad que está cambiando, que intenta volverse más sana, así como Collin, que quiere empezar de cero, renovarse, pero Miles lo hará reconsiderar la conveniencia de su amistad. 


Los dos protagonistas son además los productores y guionistas de la cinta, así que digamos que el papel está hecho a su medida, nada queda fuera de lugar y nadie más podría interpretarlo. Para el director, hijo de la productora de telenovelas Carla Estrada; el actor de teatro, doblaje y cantante de Hip Hop, Daveed Diggs, y para el cantante e incipiente actor Rafael Casal, hacer una película era algo totalmente nuevo, pero su amistad de varios años facilitó las cosas, la química se dio de manera muy natural.


       En la cinta el tema racial se muestra desde un ángulo muy contemporáneo. Las tendencias sociales han marcado el ser de un color o de otro, ser inclusivo es una moda que no acepta las diferencias, las imita pretendiendo ser lo que no se es. La imposición de los hábitos saludables obligan a la sociedad a demostrar simpatía por las “minorías”, aunque fuera de foco el problema siga siendo obvio a simple vista, el miedo y los prejuicios siguen ahí.


      El guion permite a este drama acercarse a la comedia, su humor irreverente y sarcástico es maravilloso, sin perder su poder incisivo, la cinta mantiene su toque de crítica social. La banda sonora de Michael Yezerski, resulta pegajosa hasta para los que no son amantes del Hip Hop, a este ritmo se escribe una de las mejores escenas de la película, mientras que el cinefotógrafo Robby Baumgartner le da los primeros planos.


        Blindspotting es la visión muy personal de un grupo de amigos, sobre el racismo, los prejuicios y las tendencias actuales que gritan “no seas lo que eres”, porque ser como eres no es amigable, no es incluyente ni sano, sencillamente no es tendencia y es entonces que deja de importar.
       






Le Weekend by Perrier



Guadalajara se llena de burbujas



Guadalajara fue sede de la experiencia extraordinaria de Le Weekend by Perrier®. Un fin de semana en donde arte, música, diseño y mixología se vieron envueltas por enormes burbujas en una exclusiva zona de la ciudad.




        Este es el tercer evento en su tipo, y por primera vez se llevó a cabo fuera de la Ciudad de México. Las actividades dieron inicio desde el viernes 28 de septiembre en Elena, Leña y Mar con la French Bubble Party, en donde la sociedad tapatía vibró con los beats del DJ Román Matsue, mientras gran variedad de cocteles circulaban entre los invitados.



        Las sorpresas que nos tenía preparadas la icónica marca francesa de agua mineral continuaron durante sábado y domingo, en la Av. São Paulo. Actividades totalmente familiares, performances artísticos con payasos y sonidos de Can Cán. Música en vivo, globos gigantescos y una lluvia de burbujas que fue la alegría de grandes y chicos por igual.



        En el Jardín Cafeto, el sommelier Edgar González nos llevó de la mano por lo mejor de la repostería francesa y sus deliciosos macarrones maridados con Perrier. Mixología sin alcohol acompañó a una comida ligera en un ambiente muy agradable.



        El siguiente evento de la tarde fue Ink & Drink, un taller de diseño y co-creación impartido por los artistas plásticos Bolla Hiriart y Mack194, en el restaurante Mui Mui. Desde muchos años atrás, con artistas de la talla de Andy Warhol, Perrier se ha dedicado a impulsar nuevos talentos de la plástica internacional, así como a difundir el  trabajo de los diseñadores mexicanos independientes; además de las diferentes disciplinas como el arte contemporáneo, cerámica y música. A través de este taller los invitados e invitadas, dieron rienda suelta a su lado artístico diseñando su propia totte bag en tonos cítricos.



        El último taller del fin de semana fue el Signature French Drinks, una sesión de coctelería a cargo del mixólogo Jerzy Raday en el Bar Marsella. Cada uno de los participantes recibió un kit de mixología que les ayudó a seguir al pie de la letra las instrucciones para preparar Mojitos y exóticas mezclas con mezcal, en una clase muy divertida.



        Le Weekend Perrier, se convirtió en un evento inolvidable, pleno de experiencias tan diversas como entretenidas. El universo de Perrier se expande por terrenos muy innovadores y refrescantes, en donde en lugar de estrellas, son burbujas las que llenan el firmamento.



26 sept. 2018

A Simple Favor


Thriller Cómico-Musical
 

Antes de decidirse por ir o no a ver esta película catalogada como un thriller, deténgase un momento a pensar en el trabajo del director Paul Feig, seguro de él recordara: “Ghostbusters. Answer the call”, “Spy” o  “Bridesmaids”. ¿Ya le cayó el veinte? Bueno, pues entonces se podrá imaginar lo que hizo el admirador número de uno de Melissa McCarthy con la novela de Darcey Bell: A Simple Favor (Un pequeño favor).


        Con la ayuda de la co-guionista Jessica Sharzer, Feig desarrolla la historia de Stephanie (Anna Kendrick) es una joven viuda, madre y bloguera, buena para meter las narices en todos lados. Por asuntos escolares conoce a la madre del amigo de su hijo, la sofisticada Emily (Blake Lively), de quien de inmediato se hace su mejor amiga, pese a las diferencias de personalidad abismales, pero al poco tiempo, Emily desaparece sin dejar rastro. Sean (Henry Golding), esposo de la desaparecida y Stephanie unen esfuerzos para encontrarla.


        La novela en la que se basa la película es lo que se conoce como “Domestic Noir”, es decir, estamos en el estilo de “Cincuenta sombras de Grey” de E. L. James, pero cuarenta y cinco niveles abajo en la escala de grises. Una historia retorcida sobre amas de casa desquehaceradas. Al principio todo parecía ir bien. Las personalidades contrastantes de las dos protagonistas funcionan bien juntas, Lively proyecta una sensualidad espectacular y Kendrick tiene un papel similar al que hizo en The Voices (gran película por cierto), a su cara de ingenuidad le viene bien un poco de maldad, y aquí lo hace perfecto.


        La cinta resulta un híbrido perturbador, que pretende crear suspenso, desatar un drama y terminas riéndote. Sientes que en cualquier momento pueden aparecer elefantes rosas y retorcer la historia todavía más. Giros, y giros, y más giros que sólo consiguen orillar a la película a perder la lógica; sin embargo, casi sin ser consciente, resulta que te estás divirtiendo.


        A lo que más puede aspirar A Simple Favor, es a marcar una tendencia de moda con el vestuario de sus protagonistas, o bien puede invertir en comprar la banda sonora con tonos afrancesados de Theodore Shapiro, creo que escucharla fuera de la cinta le viene mucho mejor.


        Si usted es fan de la Saga Grey, seguro le encantará esta película, no hay suspenso por ningún lado, pero el humor negro entre las mujeres deja siempre un sabor agradable en la boca, las chicas saben a qué me refiero. Kendrick y Lively se han ganado una legión de seguidores, al menos ellos no saldrán decepcionados de la sala de cine. A mí, sólo se me antojó un Martini.