martes, 10 de marzo de 2015

Muerte en Buenos Aires en el marco del FICG30

Muerte en Buenos Aires
Natalia Meta


El Festival Internacional de Cine en Guadalajara es una oportunidad para ver lo que se está exhibiendo en las salas internacionales, se supone, al menos así lo asumí yo, que es una muestra de lo mejor del cine internacional. Y bueno, no niego que he visto extraordinarias películas nacionales y extranjeras a lo largo de muchos años en el FICG.

Uno de los eventos más importantes del festival son las galas de beneficencia, para las cuales se seleccionan películas digamos “llamativas” para atraer a mayor número de personas y que la recaudación sea significativa.  Repito, todo esto lo estoy asumiendo porque nadie vino y me lo dijo, pero no pueden negar que suena lógico.


Una de las películas que participó en estas galas fue Muerte en Buenos Aires, una producción argentina que dirige y escribe Natalia Meta esteralizada por Demián Bichir, Chino Darín, Mónica Antonópulos, Carlos Casella, entre otros. Todos muy buenos actores.

Muerte en Buenos Aires es un drama policiaco que se desarrolla en la ciudad de Buenos Aires (obvio) a finales de los años 80’s, Dolores (Mónica Antolópulos) hace un perfecto retrato de esa época. El inspector Chávez (Demián Bichir) es el encargado de esclarecer el asesinato de Jaime Figueroa (Martín Wullich) un miembro de la alta sociedad porteña. En la escena del crimen lo recibe el agente Gómez (Chino Darín), quien se da a la tarea de perseguir a Chávez hasta que accede a dejarlo participar en la investigación; en donde todo parece indicar que es un crimen pasional y el principal sospechoso es Kevin un cantante gay (Carlos Casella).


Basados en el lema “nada es lo que parece” se puede decir que todos los personajes tienen una doble vida, lo cual apuntaba a resultar en una buena historia, el  problema es que ¡no lo es! La producción es buena, sin embargo la cinta es predecible y todos los actores fueron mal aprovechados. Que me perdone mí querido Demián pero el acento argentino no le salió y tal vez por estar concentrado en ese punto su expresión facial se vino abajo.

Ignoro cómo tomaron esto los argentinos, porque Demián es un excelente actor, darle el protagónico a un extranjero que no domina el acento, teniendo maravillosos actores en Argentina que hubieran podido llevar por mejor camino al personaje debe ser un tema álgido por allá. Darín bellísimo, aunque su actuación se ve un poco “apretada”, forzada en ocasiones pero pasable diría yo.


Parte del elenco se encontraba en la sala, entre ellos Bichir, Casella y la directora Natalia Meta, las palabra previas a la película por parte de Demián Bichir influyeron en los presentes porque nos tuvieron expectantes por un evento que nunca sucedió, pero que cada que se asomaba no faltaban las exclamaciones por todo el recinto. Demián está en casa, es amigo, todo el mundo lo quiere porque es muy agradable, fue su persona lo que logró hacer que la película se pudiera disfrutar, además ¿qué tantos argentinos podían estar en la sala? No había nadie que desacreditara los hechos o algo parecido.

Como mexicana puedo decir que Muerte en Buenos Aires es “dominguera”, tiene sus detalles chistosos y un suspenso morboso que nada tiene que ver con un thriller policiaco, me encantó el look de Mónica Antolópulos y la actuación Casella. En la música nada para recordar, que bueno que Cerati no la escuchó porque se vuelve a morir. La última palabra la tendrá el público argentino, pero casi puedo asegurar que son por mucho, más estrictos que yo.










Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

No hay comentarios:

Publicar un comentario