lunes, 26 de enero de 2015

Sólo los amantes sobreviven

Only Lovers Left Alive
Jim Jarmusch

Si usted pensó que ya había visto todo lo que tenía que ver sobre vampiros permítame decirle que se equivoca. Tal vez con nostalgia recuerde al Drácula de Bram Stoker dirigida por Francis Ford Coppola o un poco más atrás Drácula, Príncipe de las Tinieblas  con  Christopher Lee en el papel principal.  Quizá todavía tiene el mal sabor de boca de la banalización de la honorable figura del vampiro con la saga de Crepúsculo y todas las cintas juveniles relacionadas con el tema.

Debo confesar que el aura que rodea a los vampiros es mi fascinación, y aunque las versiones no sean del todo buenas el personaje en si me atrae, no importa si son los vampiros un tanto cuanto afeminados como los de Anne Rice en Entrevista con el Vampiro o  si es una niña tan desaliñada como sanguinaria en Déjame entrar.

En el caso de Sólo los Amantes Sobreviven se puede decir que la historia del vampiro se vuelve a escribir, mucho se dice que es un proyecto demasiado personal por parte de uno de los pilares del cine independiente Jim Jarmusch, quien nos muestra a Adam (Tod Hiddleston) y a Eve (Tilda Swinton) una pareja de vampiros que viven en la actualidad. Él en la oscuridad de Detroit como músico y coleccionista de instrumentos musicales, ella  vive en la exótica Tánger, apasionada por la lectura y cuidando a  Christopher Marlowe (John Hurt) un antiguo escritor al que se le atribuye la autoría de los dramas de Shakespeare. Eve se reúne con Adam para ayudarlo a sobrellevar su crisis depresiva. Ava (Mia Wasikowska), hermana de Eve se aparece en su camino para complicar aún más el estado anímico de Adam.

Sin dar mucha información sobre el pasado de los personajes Jarmusch se centra en retratar el hastío a la eternidad que sufren estos seres inmortales. Su desprecio hacia los humanos de hoy, a los que irónicamente llaman zombies. Imposibles de beber porque están contaminados. Conseguir sangre “buena” se torna cada vez más complicado, más que un  soporte vital para ellos, la sangre se ha convertido en una especie de droga,  uno de los pocos placeres que les puede ofrecer un mundo que se colapsa.
En extremo estética, irónica, ácida, de una belleza extraña, no sólo por lo etéreo de sus personajes sino por los tesoros que acuñan, podría decirse que tiene un romanticismo vintage. Una película que contrasta el pasado con la época actual haciendo referencia a la decadencia de la humanidad, la devastación en todos los sentidos es lo que ven pasar estos amantes a través de los siglos. Ecléctica tal vez sea la palabra que la define mejor y es justo aquí en donde se nota el peso de su creador. 

Lenta, muy lenta por momentos pero cumpliendo su cometido, porque precisamente así  es la vida para quien no tiene fecha de caducidad, girando y girando acompasada sin detenerse. La fotografía de Yorick Le Saux la hace hermosamente nostálgica. La música es otro acierto de la película, va del dark rock al cierre maravilloso de Hal, un tema interpretado por Yasmine Hamdan una cantante libanesa.

Los personajes caen a la perfección en el papel, su propia anatomía los vuelve casi obligados para hacerlo. Tilda Swinton es especialista en este tipo de papeles y está soberbia bajo la piel de Eve, pero la sorpresa que no es sorpresa la da Mia Wasikowska quien también empieza a crear fama en torno a personajes conflictivos y lo hace muy bien.

¿Qué es lo que realmente vale la pena de la vida? Los amantes  sin importar la distancia se sienten, se perciben y se reencuentran como la primera vez; el amor y el arte desencadenan la pasión que los hace sentirse vivos, la eternidad vana es sólo una triste pérdida de tiempo.







2 comentarios:

  1. Me gustó mucho esa cinta, aun tomando en cuenta que soy más fan de estos chicos
    http://cinescopia.com/vampiros-que-si-chupan-y-no-brillan/2014/05/

    ResponderEliminar
  2. Creo que tu y yo tenemos gustos diferentes en vampiros, a ti te encantan los más sanguinarios y salvajes, yo soy del tipo romántico jajajaja que chupen sangre pero con clase!

    ResponderEliminar