viernes, 19 de diciembre de 2014

Trasero. ¿La Era de la Extinción?

Trasero vs Boobies

Hace un par de días me topé con un artículo que se me hizo bastante simpático, porque a pesar de lo aparentemente sin sentido se dedicaron a hacerle una investigación que incluye índices mundiales. Si usted es hombre seguro le han preguntado esto alguna vez en la vida y si es mujer lo más probable es al menos ha pensado en hacer esta pregunta: 

¿Qué te gusta más boobies o pompas? 
 ¿Frente o trasero? ¿Pechuga o muslo?

Resulta que el 2014 fue el año de los traseros en Estados Unidos, las fotografías de la carrocería trasera de las famosas  circularon por la red volviéndose virales en tiempo record. Desde el escuálido traserito de Miley Cyrus hasta el monumental derrière de Kim Kardashian que ha venido a desbancar a las ya legendarias posaderas de Jennifer Lopez.

 
Traseros por aquí, traseros por acá, traseros, traseros, traseros. ¿Será que llegamos a la era del trasero? Bueno, lo cierto es que las modas son contradictorias en estos temas, las modelos en las pasarelas siguen siendo en extremo delgadas y con traseros diminutos,  lo que “oficialmente” es estético, pero las malas lenguas dicen que a los hombres les gusta ver flacas y agarrar gordas (esto hablando en exclusivo de traseros).

Si nos vamos un poco atrás, mejor dicho, un mucho atrás  en la historia nos encontraremos con que los traseros prominentes eran sinónimo de salud y fertilidad, antropológicamente hablando los hombres responden casi por instinto al paso de las caderas, ni siquiera te molestes en regañarlos, no lo pueden evitar, es más fuerte que ellos. Así que eso, aunado a su limitada visión periférica de 180°, cosa que no aplica a las mujeres, no les permite ver el menear de las caderas de ladito ¡tienen que voltear!


Infinidad de estudios se han hecho para determinar ¿qué es lo que a simple vista le atrae a un hombre de una mujer? Usted puede dedicar gran parte de su día en revisar los índices de masa corporal (IMC), índice de la relación de la cintura-cadera, mejor conocido como el mágico 0.7 y algunos otros que tienen que ver con la relación del tamaño del busto en relación a la cadera. No se distraiga con los índices de características faciales o de la relación con el largo de las piernas, olvídese de todos esos parámetros de la belleza corporal que tienen que ver con un índice de masa corporal menor a 18 que incluye el casi inalcanzable  “thigh gap” o hueco entre los muslos. Nunca, ni en mis más húmedos sueños se ha vislumbrado ese agujero  en el horizonte en donde convergen mi par de muslos; es más, si pienso en ese famoso hueco no puedo más que visualizar imágenes de prisioneras en los campos de concentración, cosa que le da al traste a cualquier signo de sensualidad que pudiera tener tan famoso orificio.

De todo este conglomerado de índices el único que parece tener sentido es la relación de la cintura con la cadera, independientemente del IMC, el mágico 0.7 sigue vigente y tiene nada menos que a Marilyn Monroe como la mejor representante de esta ecuación.

Ahora vayamos al otro lado, o mejor dicho, ahora vayamos hacia arriba. Los adoradores de la carrocería frontal superior refieren que desde el comienzo de la humanidad los hombres se han visto atraídos por una cosa, o tal vez debería decir, por dos cosas: Los pechos. Senos, tetas, boobs, lolas, nenas o como guste usted llamarlas, el cariño está justificado.

Los senos son sinónimo de feminidad y por supuesto de sensualidad, es cierto que tienen una función fisiológica relacionada con la alimentación de los hijos, pero no por nada las glándulas mamarias de las hembras de la raza humana son las únicas que mantienen su forma y tamaño a pesar de no estar amamantando, están presentes todo tiempo, cosa que no pasa con ninguna otra hembra del reino animal. El apareamiento frontal es casi exclusivo de la raza humana, y claro que mucho tendrán que ver los rasgos faciales y la comunicación visual de la pareja, pero las boobies son parte de esa comunicación visual con el agravante de ser una zona de alto contenido erógeno.

Mientras buscaba a los traseros más famosos no tuve ningún problema porque el común denominador era el tamaño, mismo que rayaba o iba más allá de la definición de: voluminoso. En el caso de los senos la diversidad fue muy grande, porque parece que para que un hombre considere a unos senos dignos de su veneración el tamaño no importa tanto, es decir, claro que no van por figuras andróginas tampoco, pero de la lista de las 100 mejores Boobs en el mundo sobresalen las  de Sofía Vergara, Kate Upton y Salma Hayek dentro de las tallas grandes, la gran mayoría de las integrantes de esta lista no sobrepasan el 34B.

Para saber si la “Era del trasero” era un fenómeno global o exclusivo de Estados Unidos PornHub, orgullosos productores de películas para adultos junto con YouPorn se dieron a la tarea de hacer un registro mundial de preferencias y llegaron a la conclusión de que las curvas traseras son de preferencia del continente Americano y Africano mientras que los senos tienen más seguidores en Europa, Asia y Oceanía. Y se les ha ocurrido relacionar estas preferencias con el calor ¡hágame usted el favor! Ahora resulta que es la posición en relación a la línea del  Ecuador la culpable de estas preferencias.

Interesante sería conocer si la evolución tiene algo que ver con esto, ya que al parecer el Viejo Continente ha dejado de desfallecer por sus instintos animales, cosa que no pasa con los habitantes del Nuevo Mundo y ¿qué decir de África? África sigue siendo terreno salvaje por excelencia, su inclinación instintiva está más que justificada hablando en términos evolutivos; pero bueno, esto no es más que una especulación de mi desquehacerada mente.

En gustos se rompen géneros y aunque las opciones son solo dos, esta pregunta ha sido la gran interrogante de todos los tiempos, ni siquiera Leonardo Da Vinci se atrevió a meterse en camisa de once varas, fue prudente y plasmó su estudio de las proporciones humanas en el Hombre de Vitruvio y no en el de la Mujer Vitruvio. Sabio… muy sabio.









Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

7 comentarios:

  1. ¿Porqué esa manía de enfrentar las cosas? En este caso estas bellas partes ¿Porque no mejor disfrutar de los dones que la vida nos dio? XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno también se vale decir "me quedo con los dos". La discriminación no es lo mío, pero luego ya ve que hay marcadas preferencias. Saludos!

      Eliminar
    2. Uno que le quiere pegar al fino y usted que no me deja XD

      Eliminar
    3. Una muy buena y divertida aportación acerca de lo volubles que en cuestión de gustos somos los seres humanos respecto a la hermosa anatomía femenina

      Eliminar
    4. Bueno, esa era la idea, hacer esta acalorada discusión algo divertido. Saludos!

      Eliminar
  2. Esta claro que estos ultimos años, el trasero se ha vuelto casi un objeto de culto y mientras mas monumental mas adorado, de ver a las "chicas fitness" mostrando que un cuerpo sano debe tener un derrier gigantesco sin importar la salud de la pobre espalda, casi casi solo falta que declaren Coolo de Illa Kuryaki como el himno nacional de esta era global.. donde los hombres deberiamos ser mas inteligentes pero solo hacen notar que sus raices primitivas siguen ahi

    ResponderEliminar