lunes, 22 de diciembre de 2014

Pingüinos de Madascar. La película

Los Pingüinos de Madagascar


¡Por fin! Por fin se decidió Dreamworks a dar a este cuarteto monocromático el estelar que se merecen. A casi 10 años de su primera aparición como personajes secundarios en la película Madagascar, en la que desde entonces robaron cámara, el 2014 les trae su primer largometraje. Este simpático equipo de espionaje y asalto ha conseguido que sus fans demanden más de su presencia.  Tres participaciones en las películas de Madagascar y tres temporadas en Nikelodeon no fueron suficientes para satisfacer a sus seguidores.


Skipper, Kowalski, Rico y Cabo dan una pequeña reseña de sus inicios, de cómo han ido escapando del resto de los integrantes de Madagascar para finalmente unirse al grupo encubierto Ráfaga Polar para lograr atrapar al malvado Dave El Pulpo y frustrar sus planes de venganza en contra de los ladrones de su popularidad.



La película está dirigida por  Eric Darnell (Madagascar) y Simon J. Smith (Shrek). En su versión en inglés no se escatimó en los actores que diron las voces a estos personajes: Benedict Cumberbatch (Clasificado), John Malkovich (Dave), Tom McGrath (Skipper), Chris Miller (Kowalski) entre otros. En México no  podrán encontrar la versión en inglés pero afortunadamente estamos muy acostumbrados a las voces que dan vida a la versión al español y la calidad del doblaje es excelente también. Mario Arvizu, Mario Filio, Idzi Dutkiewicz y Macías, interpretan a Skipper, Kowalski, Rico y Cabo respectivamente, también participaron Edgar Vivar y Mara Escalante.

¿Qué es lo que usted podría esperar de esta película? Pues supongo que risas y aventuras y eso es precisamente lo va  a encontrar, olvídese de canciones cursis, de nudo en la garganta y de mensajes épicos. Estos pingüinos son la versión relax de Misión Imposible una fuerza de élite desparpajada pero bien intencionada, sin más recursos que lo que salga de la mente de Kowalsky y del estómago de Rico.



Abarrotada de gags y de acción a toda velocidad así que ni siquiera requiere de elocuentes diálogos para hacerle reír, sin hacer menos el guión de Alan J. Schoolcraft y Brent Simons esta película habla por sí sola, el estilo característico de estos pingüinos la precede así que todos sabemos más o menos por dónde va la cosa.




No es una película de grandes expectativas porque no las necesita, es tan desenfadada como sus protagonistas, por lo que es garantía de un momento muy agradable, una excelente opción para pasar un momento divertido en donde chicos y grandes se ríen por igual. Así que haga un espacio en su ajetreada agenda decembrina y regálese un momento para escuchar el reporte de la situación de Kowalsky, sea testigo de la ingeniosa pero cotundente resolución de Rico y la ingenuidad de Cabo bajo el mando del desquiciado Skipper.




No hay comentarios:

Publicar un comentario