jueves, 18 de septiembre de 2014

The Maze Runner

The Maze Runner

(Correr o morir)Wes Ball




Seguramente se acuerdan, porque no hace mucho que pasó, que hubo un momento en que la literatura y el cine juvenil giraban en torno a los vampiros y los hombres lobos, por todos lados aparecían y de repente desaparecieron para dar paso a un nuevo tema, al de los jóvenes sometidos por un sistema en donde deben pelear por su vida y derrocar el régimen que los domina. Bueno, pues con la novedad que seguimos atorados en esa temática, sin llegar al capítulo final de Los Juegos del Hambre, con Divergente a medias y en espera de El Dador de Deseos nos llega The Maze Runner o para los mexicanos Correr o morir.

Confieso, así muy discretamente, que la trilogía de Los Juegos del Hambre me desgarró, una historia muy cruda con una matazón de niños impresionante, a la trilogía de Divergente todavía le estoy dando chance, aunque definitivamente los libros no me engancharon tanto como los de Suzanne Collins, leí el primero y me la estoy pensando mucho con el segundo a pesar de tenerlo a la mano. La historia de los libros de James Dashner, que me parece que ya van por ahí del cuarto, no me ha llamado la atención y después de ver la primera entrega en el cine, no creo que finalmente lo haga.

En unas circunstancias por demás raras resulta que un puñado de muchachitos están encerrados en lo que parece un bosque, en el que el único camino hacia la libertad es a través de un laberinto habitado por arañas robóticas del que nadie ha salido vivo. Todos llegan ahí de uno por mes y sin recordar nada además de su nombre. No me di cuenta cuantos años tienen ahí pero resulta que hasta que llega Thomas (Dylan O'Brien), osea, el rebelde que todo lo cuestiona es cuando la vida en las fronteras del laberinto comienza a cambiar, lo que viene a complicarse aún más con la llegada de Teresa (Kaya Scodelario), la única mujer y al parecer la última invitada al laberinto.

¿Por qué están ahí? Quien sabe, ¿quién los puso ahí? Quien sabe, yo no sé si los que leyeron el libro tienen idea, pero la película comienza, avanza y termina y nosotros seguimos sin saber nada, yo no sé si  la idea es motivar a ver la segunda entrega o de plano desanimarnos para que abandonemos el seguimiento.

Hasta aquí mi crítica como adulto, porque si le busco el lado desde el punto de vista juvenil puedo decir que será el trampolín para los nuevos talentos, que la verdad es que no sé qué vamos a hacer con tantos si estas películas siguen apareciendo a este ritmo, todavía no terminamos de digerir a Katniss y ya tenemos que abrirle el paso a la fama a Thomas.

De los que pude identificar sobresale Thomas Sangster como Newt el segundo al mando en la comunidad, que desde muy pequeñito se desenvuelve en la pantalla. También está Will Poulter interpretando al obstinado Gally, Poulter es de los que yo apostaría por seguir viendo ya más crecidito. Ninguno de los dos es precisamente galán pero creo que podemos esperar buenas cosas de los dos actoralmente hablando.

Por sorpresa me tomó el papel de Ava Paige (Patricia Clarkson), la única actriz de peso en la película y sale 20 segundos, por lo general Patricia Clarkson escoge muy bien sus películas así que espero que este personaje no le resulte contraproducente.

Si usted tiene hijos adolescentes no le queda más remedio que ir a verla con la esperanza de que alguno de ellos se la pueda explicar mejor que yo, aunque la verdad es que tampoco se les ve muy motivados, para mi hija también pasó sin pena ni gloria, así como decimos por acá fue “pan con lo mismo” a pesar de su intención de ser diferente, ya que deja el romance por un lado…hasta ahora, y por ser una historia que gira alrededor de una comunidad masculina. Mucha producción, muchas caras bonitas para salir de la sala sin saber de qué se trató la película, sólo sabemos que continuará…




No hay comentarios:

Publicar un comentario