miércoles, 17 de septiembre de 2014

Antes del Invierno

Avant l´hiver

Philippe Claudel

No cabe duda que para el director y guionista de esta película (Philippe Claudel) la sutileza es su eje y basado en eso escogió muy bien a su pareja protagonista para presentar a Paul (Daniel Auteuil) un brillante neurocirujano entrado en los setenta años y a su esposa Lucie (Kristin Scott Thomas), quienes tienen una vida que podría ser el reflejo del éxito en todos los sentidos. Una posición económica elevada, una casa de ensueño, vida familiar girando alrededor de su hijo y su nieta. Lucie dedicada a apoyar la carrera de su marido y Paul un médico comprometido con su trabajo.
El mundo de Paul y Lucie se mueve cuando comienzan a llegar ramos de rosas rojas a su casa y oficina, sin una tarjeta y sin un porqué, coincidiendo con la presencia de una extraña chica llamada Lou  (Leïla Bekhit) que despierta la curiosidad en el letargo del neurocirujano.

El éxito puede ser aburrido, cuando la sombra de la rutina oscurece la felicidad y todo se vuelve monótono, es cuando se empiezan a preguntar si era eso lo que realmente soñaron. Una chispa de emoción puede derrumbar los pilares de la estabilidad.
Claudel expone muy bien las dudas existenciales del protagonista y nos da sólo una probadita de algo que pudo ser un drama intenso o hasta un triller, pero  quedó sólo en el sueño de lo que pudo ser. A pesar de las brillantes actuaciones la película, a mí gusto, se torna lenta y apática, justo como la expresión de Kristin Scott Thomas;  aunque  cabe la posibilidad de que sea esa precisamente la intención. Transmitir la rutina que hace eternos los días en la vida de esta pareja.


Tiene sus muy buenos momentos, Claudel es excelente para mostrar en una imagen el impacto de una emoción y con un detalle así cierra esta película, llevando a los protagonistas y a los espectadores a preguntar si valió la pena una vida así, a preguntarnos si teniendo la oportunidad de regresar a sus orígenes las decisiones hubieran sido las mismas.

Antes del Inverno es brillante, elegante y sutil, pero pudo haber sido desgarradora, e intensa; al final la decisión del director fue hacer notar el peso de nuestras decisiones. Quedó muy lejos de "Hace mucho que te quiero "(Il y alongtemps que jet'aime 2008), sin embargo tiene sus detalles rescatables como la fotografía  que es excelente. No deja ser una opción de cine diferente a lo que estamos acostumbrados. 










No hay comentarios:

Publicar un comentario