jueves, 21 de agosto de 2014

Love Steaks en la Semana del Cine Alemán

Love Steaks

Jakob Lass

  


Dio inicio la 13ª Semana de Cine Alemán, el  Cineforo de la Universidad de Guadalajara como una extensión de la Cineteca Nacional proyectará 13 películas de reciente producción del 20 al 31 de agosto. Este año se seleccionaron temas como: la búsqueda de posicionamiento en la vida, la exploración de la inestabilidad y la desorientación de las nuevas generaciones.

Para la función inaugural seleccionaron la cinta Love Steaks del director Jakob Lass filmada en el año 2013 y estrenada en marzo del 2014 recibiendo críticas encontradas por el formato en que se filmó. La protagonista Lana Cooper estuvo presente en la inauguración para hablar de los detalles de la filmación de esta película.

La historia se desarrolla en un hotel spa en el mar Báltico. Clemens (Franz Rogowsky) es un masajista en entrenamiento que conoce a una chica totalmente opuesta a él, Lara (Lana Cooper) es una ayudante en la cocina del hotel con problemas de alcoholismo. Entre juegos más propios de niños comienzan una relación que no hace más que marcar las diferencias de carácter de cada uno y sin embargo parece que ese es precisamente el foco de su atracción.

Por momentos la película parece absurda, va en contra de toda lógica, hay secuencias sin orden y algunos detalles en la edición, pero la genialidad aparece cuando te dicen que fue creada bajo el concepto FOGMA (Tiene la fuerte narrativa de un guión de cine, la frescura y el entusiasmo de una película de improvisación y lo absurdo y  auténtico de un documental). Es una película prácticamente improvisada, sin doblajes y sin actores; los únicos actores en la cinta son la  pareja protagonista, el resto son empleados del Hotel Kurhaus Ahrenshoop interpretando su propio rol de trabajo.

Según Lana Cooper, Jakob Lass solo les mostró el “esqueleto” de la película, el resto lo dejó en sus manos, con menos de 20 escenas contempladas desarrollaron sus personajes con total libertad, llegando al grado de agregar una escena en donde Cooper no se sentía bien para filmar ese día.

La química entre los actores es fantástica, ella perversa y agresiva, él frágil y perdido, opuestos más atractivos no se podían encontrar. Diferentes grados de locura pasaran de una escena a otra, tan irracionales que no te queda más remedio que rendirte a lo absurdo con una carcajada.

Nunca había visto un drama que me hiciera tanto reír. Una relación enferma entre una adicta y un inseguro que se aferra a salvar un barco que ya está hundido. La fotografía es muy buena y con detalles muy originales…amé la escena de las piñas.

El jurado del festival Max Ophüls que cada año premia a los mejores talentos del cine de habla alemana define a Love Steaks como: un regalo para el espectador, fuerte, desbordante de alegría, de colores y de amor...". 

Jakob Lass sigue cosechando críticas y premios con su segundo largometraje, Lana Cooper está sencillamente genial (como todos los locos) y aunada a la ternura de Franz Rogowsky darán sentido a lo absurdo de esta muestra del cine independiente alemán.


N. de T.
Confieso que con tal de poder platicar con Lana Cooper vi la película dos veces, la segunda vez me pareció mucho mejor. Brindamos con mezcal por la gloria de los alemanes.







No hay comentarios:

Publicar un comentario