miércoles, 2 de julio de 2014

Santuario de Jesús Nazareno

"La Capilla Sixtina Mexicana"



Hace tiempo me tocó ver en la página de Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial una fotografía del Santuario de Jesús Nazareno, mismo que tuve la oportunidad de conocer hace algunos años, pero me extrañó que lo mencionaran como que estaba en San Miguel de Allende. Si ustedes visitan San Miguel de Allende no van a encontrar entre sus calles este santuario ya que en realidad se encuentra en Atotonilco Guanajuato, que en efecto, es municipio de San Miguel de Allende pero tendrán que recorrer algunos kilómetros en auto para poder llegar.

El Santuario es una construcción del siglo XVIII, data del año 1746 y fue encomendada al fraile jesuita Luis Felipe Neri quien después de soñar a Jesús cargando la cruz se empeñó en hacer esta construcción.


Atotonilco en náhuatl significa "sobre las aguas calientes"  y ciertamente ahora ese pequeño pueblo está rodeado  de spas de aguas termales  y lugares de relajación, que fue lo  que me llevó a mí a ese pequeño y árido rincón de  México; alguna vez esa misma  característica   lo convirtió en un lugar propicio para  el pecado ya que cerca de los manantiales  se realizaban  "idolatrías, torpezas y abominaciones”, el presbítero   Luis  Felipe   Neri  de  Alfaro  decidió   construir  una  casa  de  ejercicios espirituales que trajeran a todos de vuelta al redil. Entre cuatro o cinco veces al año, Atotonilco se llena de vida. Existe una tradición fuertemente arraigada: los retiros o ejercicios  espirituales  se  siguen   llevando a  cabo  en  las instalaciones del antiguo convento.

Si algo me sorprendió cuando conocí el lugar fue lo abandonado que estaba, un pequeño pueblo con pocas calles y casas enterregadas, seguramente no era temporada de retiros porque no había ni un alma por ahí.  En las fotografías que vi me da la impresión de que el lugar ha sido restaurado, porque lo que a mí me presentaron como “La Capilla Sixtina Mexicana” se veía muy dejada de la mano de Dios. Me da mucho gusto ver cómo ha cambiado porque no sólo es una obra de arte piedra por piedra, sino que es parte de nuestro espíritu nacional.


Es mucho el contraste entre su simple fachada y su interior. Las paredes están decoradas de piso a techo por pinturas, frescos asumo yo, con figuras religiosas, muy pequeñas la mayoría de ellas y que no parecieran seguir algún orden, las han relacionado en torno a un ciclo de 13 Vía Crucis. Según he leído las pinturas fueron hechas por Miguel Antonio Martínez de Pocasangre unos dicen que era nativo del lugar otros que era queretano. A Martínez le tomó 30 años llenar el edificio principal y seis capillas ajuntas de pinturas en las que trabajaba durante la luz del día.

Fue el 8 de julio de 2008 que la UNESCO incluyó al Santuario dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad. Las más de 206 piezas de arte religioso conservadas en esta iglesia fueron ordenadas por el fundador de la iglesia, el Padre Luis Felipe Neri de Alfaro. Según la UNESCO: “Su arquitectura y decoración testimonia la influencia de la doctrina de San Ignacio de Loyola”.


El Santuario de Jesús Nazareno fue la iglesia elegida para el matrimonio del capitán Ignacio Allende con María de la Luz Agustina y Fuentes. También es el lugar  donde Miguel Hidalgo tomó el estandarte de la Virgen de Guadalupe que sirvió de bandera en la lucha por la Independencia de México que ahora se exhibe en el Museo Nacional. Según Jacinto Barrera Bassols este óleo corresponde a una pintura de Andrés López en 1805. Y por testimonios de las personas que estuvieron presentes aquel 16 de septiembre de 1810, el hecho de tomar una imagen de la Guadalupana en Atotonilco fue un acto fortuito, sin premeditación, alevosía y ventaja, ya que el dicho estandarte se tomó del altar del santuario en ese mismo momento.


Sin duda un lugar para conocer, me da la impresión que a raíz de los eventos del Bicentenario de la Independencia de México fue que se le prestó mayor atención, ojalá que así se mantenga por muchos siglos más.


2 comentarios:

  1. Hola Paty!!
    esta muy interesante, tendre que ir a conocer!!,
    y te invito a que conozcas las capillas del siglo XVI, de Nurio, y de Tupataro. No se quedan atras!.
    saludos!!

    ResponderEliminar