jueves, 26 de junio de 2014

La Pesadilla de Coppola

Twixt


Creo que es la primera vez que voy a hablar mal, del todo mal de una película, hasta parecerá blasfemia porque el creador del horror fue nada menos que su majestad Francis Ford Coppola. Seguramente fue un lujo que se quiso dar, así como pensando: “Voy a hacer una película muy mala para saber qué se siente” y bueno, también hay que tomar en cuenta que no cualquiera se puede permitir gastar 7 millones de dólares en una película independiente sólo porque tuvo un sueño que quería contar.

La historia trata sobre un escritor desangelado de novelas de terror Hall Baltimore, interpretado por Val Kilmer, quien se va involucrando en una serie de crímenes de un pequeño pueblo en donde un deschavetado sheriff con delirios de escritor (Bruce Dern) logra convencerlo de escribir una historia sobre los vampiros que habitan esas regiones.

Kilmer (tomando el papel de Coppola supongo yo) comienza a tener sueños extraños con nada más y nada menos que Edgar Allan Poe, bien llevado por Ben Chaplin y con una adolescente que se hace llamar V, interpretada por la bella cara y nada más, de Elle Fanning.

Si tomo en serio eso de que Coppola basa esta película en sueños personales, entonces entiendo por qué sólo él le entiende, Los personajes y las siete almas que estábamos en la sala de cine brincábamos de la realidad al sueño, en mi caso hasta me despertó, en serio me estaba durmiendo, no estaba agarrada hasta con las uñas al asiento como seguramente esperaba Francis. O tal vez esperaba que nos diera risa, no lo sé, no sé qué es lo que esperaba, pero se atrevió a meter en una licuadora a Stephen King, Anne Rice, Tim Burton, E. A. Poe y a él mismo esperando tener la misma suerte que Mary Shelley con su monstruo.

Val Kilmer tiene años perdido, a este punto no recuerdo si ha hecho algo verdaderamente bueno en su carrera, pero parece que todo su desconcierto y su descompuesto físico le sentaron como anillo al dedo a este papel, hasta parece que lo hace a propósito, tal vez así lo sea y aquí estoy yo de criticona.

Twixt con el guión, producción y dirección del siete veces ganador del Oscar Francis Ford Coppola, resulta decepcionante. Una película del año 2011, que no recuerdo si fue oficialmente estrenada en México, me tocó verla ayer en una presentación de cine independiente, afortunadamente sólo pagué 25.00 pesos por la entrada, así que 25 pesos por un sueñito no está tan mal. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario