lunes, 23 de junio de 2014

Cómo entrenar a tu Dragón 2

Cómo entrenar a tu Dragón 2



Creo que hasta hoy no había escrito sobre una película infantil y como “siempre hay una primera vez” ahí les va. El día de ayer fui a ver con mis hijos Cómo entrenar a tu dragón 2, debo decir que la primera parte me gustó mucho, pero ignoraba que en realidad había tenido tanto éxito, no digo que no lo merezca, al contrario, creo que apenas es que estoy dimensionando las cosas.

Cinco años después de que Hipo convenciera a la isla de Berk de convivir con los dragones en vez de pelear con ellos, lo que vino a cambiar totalmente las costumbres de un pueblo vikingo, ahora juegan carreras y se divierten con ellos.

Hipo sigue fiel a sus costumbres de fuga y en compañía de su ya inseparable Chimuelo, un rarísimo Dragón Furia Nocturna,  exploran nuevos mundos, lo que trae un montón de personajes nuevos a la película. Entre ellos un extraño guardián de nombre Valka, que protege a los dragones de un inhumano cazador vikingo llamado Drago.

En cuanto comienza la película te das cuenta de la evolución, del cambio entre una película y otra, no solamente en las características físicas de sus personajes en donde es claro que han dejado de ser unos adolescentes para tomar sus características de adultos. Los detalles de las incipientes barbas, las heridas, el cabello son sorprendentes, pero no más que los paisajes de fondo, el trabajo digital en las escenografías es espectacular, se ven bastante reales muchas de ellas, sobre todo las del agua.

Parece que esta película quedará en los anales de la animación por computadora como una obra maestra, que afortunadamente no se queda en eso, su historia y sus diálogos son excelentes también, pero esas estrellitas se las colgamos a Cressida Cowell creadora de la historia y obviamente a los guionistas. Creo que es una película muy bien equilibrada. Es atractiva a la vista, el colorido y la creatividad de cada dragón le dan una personalidad a cada uno y a sus jinetes claro. Es emotiva y divertida, con un despliegue de valores de los que espero al menos se me peguen dos.

El doblaje al español es muy bueno y aquí entro en un punto delicado, porque no quiero hacer menos el trabajo de los actores de doblaje, realmente lo hacen muy bien, pero  se me hace imposible no hacer esta fea comparación. En la versión en inglés las grandes estrellas siguen dejando sin chamba a los profesionales del doblaje, pero dijera mi compañera “aquí a la sorda” ¡me gusta! Ya que no dejan de hacer más llamativa la película, porque dejan su marca personal en ella.

En la versión en inglés puedes relacionar la imagen del personaje con su voz y el elenco queda así:

Jay Baruchel como Hipo, hijo de Estoico y novio de Astrid. El guapérrimo Gerard Butler como Estoico el Inmenso, el líder de la tribu vikinga. Craig Ferguson como Bocón el Rudo, el mejor amigo de Estoico. America Ferrera como Astrid. Jonah Hill como Patán Mocoso y Christopher Mintz-Plasse como Patapez, pelean por el amor de Brutilda (Kristen Wiig)  hermana de Brutacio (TJ Miller) los gemelos que comparten dragón y viven del chongo. Entre los nuevos Kit Harington como Eret, un cazador de dragón e hijo de Drago. La dulce voz de Cate Blanchett como Valka y el guapo de chocolate Djimon Hounsou como Drago Bludvist.

Dice mi hijo que soy el único adulto que llora en una película de niños, y aunque me estuvo vigilando toda la película para ver a qué hora caía la primera lagrimita, yo lograba distraerlo obligándolo a poner especial atención a los efectos de la animación.

Por efectos o por historia no dejen de ver esta película, especialmente dedicada a los que todavía están buscando su lugar en la vida. A los que no saben si escuchar el llamado de la sangre o del corazón, parece que tienen la opción de encontrar el equilibrio.

Hipo.-“Tu siempre supiste quien eras. Sin embargo, yo sigo buscando”.

Astrid.- “Lo que estás buscando no está ahí afuera, está en tu corazón”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario