viernes, 30 de mayo de 2014

¡Me robaron la banqueta!

Banquetas, un derecho del Peatón


Hoy voy  a hablar de algo que veo todos los días en la ciudad y seguramente todo el mundo lo ha visto, pero es tan común que ya lo vemos como algo normal. Hace tiempo estuve  buscando quien me ayudara con este tema, he visto muchas publicaciones en diferentes periódicos que tratan el tema sobre la Obstrucción de las Banquetas pero nunca he sido testigo  de algún  operativo para retirar o multar a estos vehículos, me ha tocado ver operativos para retirar autos estacionados con franja amarilla o multas por obstruir una rampa de discapacitados y claro que me ha tocado ver la ferocidad con la que multan a quien se le acaba el tiempo del estacionómetro, más si traes placas de otro estado.

Por toda la ciudad se pueden ver casos así, ya sea por negocios o por casas habitación. La banqueta es un derecho que nos corresponde como peatones, absolutamente todas las banquetas son áreas de tránsito, nadie es dueño de la banqueta, aunque sea justo frente a tu casa. Muchas personas se sienten que su auto está más seguro si lo dejan sobre la banqueta, o dejan sus portones abiertos para ahorrarse la molestia de tener que bajar a abrirlos para meter el auto a la cochera ¡dejar el portón abierto es obstrucción de banqueta!



El caso es que la banqueta es para caminar por ella, no es una extensión de la cochera y no es estacionamiento de uso comercial. Los peatones no tenemos porque bajarnos de la banqueta y caminar por la calle, exponiéndonos a ser atropellados por un auto, que dicho sea de paso, está en su derecho de circular por ahí y  si esto ocasiona un accidente pues resulta que la culpa es del peatón ¡por no caminar por la banqueta!

Alguna vez participé en un Curso-Taller sobre “Concientización en la Atención de Pacientes Discapacitados” y como parte de ese curso, se nos pidió que hiciéramos un recorrido alrededor de la manzana del hospital, algunos íbamos en silla de ruedas, otros con los ojos vendados, en muletas, etcétera. Esto con la finalidad de crear conciencia sobre todos los obstáculos que los pacientes deben de sortear, ya sea que tengan una discapacidad temporal o permanente. Si para una persona en pleno uso de todas sus facultades ya es un reto pasar por la banqueta ¿se pueden imaginar lo que esto representa para una persona con discapacidad?


El caso es que recorrer la manzana en silla de ruedas me tomó 45 minutos y estoy hablando de  la manzana de un hospital, es decir, en los alrededores de un lugar en donde todos los días llegan o salen pacientes así. Es cierto que no soy hábil manejando una silla de ruedas, pero el reto era pasar por espacios de 30 cm, pasar mitad por la banqueta y mitad por la rampa por culpa de los autos mal estacionados en los cajones de estacionamientos. Las malas condiciones de las banquetas también son un factor de riesgo. Banquetas rotas, levantadas, con agujeros en donde se atoran las ruedas pequeñas de la silla de ruedas y rampas para discapacitados obstruidas. 

Yo misma he hablado con alguno de los vecinos al momento de que deja su auto sobre la banqueta, pero ya se pueden imaginar las respuestas que dan. Alguna vez lo hice cuando una persona en muletas pasaba frente a ellos rodeando su auto por la calle para poder seguir su camino. Tal parece que los discapacitados son otros, porque sólo me he topado con oídos sordos y  ojos ciegos. Nadie hace nada.

El reglamento de Tránsito y Vialidad es preciso en estos puntos:


Artículo 8. Las banquetas de las vías públicas sólo podrán utilizarse para el tránsito de peatones y personas con capacidades diferentes, excepto en los casos expresamente señalados. La dirección determinará las vías públicas que estarán libres de vehículos, para que sean de uso exclusivo del tránsito de peatones en los horarios precisados.

Artículo18. Además de cumplir las obligaciones señaladas en los artículos anteriores, la dirección deberá:
  • Retirar todos aquellos vehículos que obstruyan o estorben las zonas de ascenso y descenso, además de las rampas señaladas para uso exclusivo de personas con capacidades diferentes.
  • Hacer factible el tránsito de personas con sillas de ruedas, aparatos, o con algún padecimiento crónico.
  • Cuidar que se respeten los señalamientos para cruce de personas con capacidades diferentes
  • Evitar que los estacionamientos reservados a personas con capacidades diferentes sean ocupados por vehículos que no sean de este tipo de usuarios.


Artículo 141. Al conductor que contravenga las disposiciones del presente reglamento se le sancionará, de acuerdo a la falta cometida, con una multa. El propietario del vehículo es responsable solidario del pago de la multa. Las multas corresponden al importe de días de salario mínimo general vigente en la capital del Estado, conforme a la siguiente clasificación:
  • Estacionarse sobre la banqueta. 10 días.
  • Estacionarse en zona peatonal. 6 días.
  • Estacionarse frente a rampas para personas con capacidades diferentes, puertas de  emergencia así señaladas y salidas de ambulancias. 10 días.
  • Apartar lugares de estacionamiento en la vía pública. 20 días.
No creo que hay casos más importantes que otros, cualquier obstrucción de la vía pública amerita al menos una multa, sin importar que sea frente a una casa habitación o en una zona comercial. Muchos negocios  no cuentan con estacionamientos, así que estacionan los autos de los clientes en batería sobre las banquetas. Hay personas que  te cobran por tener el derecho de obstruir la banqueta y estacionarte ahí ¡de locos!

¿Qué se necesita para que las autoridades hagan algo al respecto? Ni la prensa que suele ser tan influyente ha logrado algo. Estoy segura de que si empezaran a cobrar las multas que ya están descritas en el Reglamento de Tránsito este problema disminuiría bastante. Si dejaran de dar permiso del uso de la banqueta como estacionamiento (porque los han dado) otro gallo nos cantaría. El operativo del alcoholímetro ha resultado bastante redituable y seguramente lo será también el aumento de las multas por uso del teléfono celular en un vehículo en movimiento, y está bien, no estoy en contra de esto, pero la obstrucción de banquetas no es menos importante. No pido que se aumenten las multas, con que se apliquen las que ya están tabuladas es más que suficiente. 


Con las autoridades no se cuenta, yo misma me puse en contacto con la Secretaría de Vialidad y Transporte y me dijeron que si tenía algún caso de estos que debía de denunciar y hacer la denuncia por un caso específico. Lo que quiere decir que un agente de transito no se molesta en detenerse a multar estas infracciones si las ve a su paso, digamos que no es algo que se persiga "de oficio" y eso de dedicar 30 minutos para hacer una denuncia en particular pues nos pone en un dilema, porque si ves 3 autos estacionados así ya te requiere de casi dos horas al día. 

Tal parece que la única manera de hacer algo al respecto, además de denunciar claro, es hacer nuestra parte ¿cómo? Fomentemos este tipo de educación vial, documenta los casos y apóyate en las redes sociales para difundirlos. Y lo más importante, no obstruyas las banquetas ni las rampas para discapacitados, no dejes tu carro sobre la banqueta y no dejes tu portón abierto. Pensemos un poco en los demás antes de querer facilitarnos las cosas.




























No hay comentarios:

Publicar un comentario