martes, 11 de julio de 2017

Gifted


El don de ser “linda”
‘Gifted’ (Un don excepcional) llegó para instalarse en esa lista de películas que no te cansas de ver.  No porque en un futuro se le pueda recordar como la ganadora de múltiples premios, sino porque sencillamente…  es linda.

Frank (Chris Evans) se hace cargo de su sobrina al morir su hermana, la pequeña Mary (Mckenna Grace), al igual que su madre, es una niña superdotada a la que su tío quiere dar una vida “normal”, lejos de la estricta educación de las ciencias exactas como pretende la abuela (Lindsay Duncan). Madre e hijo tendrán que luchar por la custodia de Mary en la corte.

El director Marc Webb se recupera del mal sabor de boca que le dejaron las dos entregas de ‘The Amazing Spider-Man’, para regresar a la modesta gloria que ganó con ‘(500) Days of Summer’. Pero Webb no sale airoso solito, lo hace con la notoria ayuda del guion de Tom Flynn, el cual tuvo a bien insertar fantásticas frases a lo largo de la cinta que lo harán explotar a carcajadas.

El “Capitán América” deja a un lado el escudo de la estrella para custodiar la felicidad de Mckenna Grace, esta pequeña de once años (siete en la cinta) quien ya cuenta con amplia experiencia, tanto en cine como en televisión, y a la que seguro veremos  más seguido en la gran pantalla, porque con este papel se echa a la bolsa a todo el mundo. Es imposible no caer presa del embrujo de esta chiquilla, su frescura es suficiente para sostener la cinta.

Por otro lado, las figuras que la acompañan: Octavia Spencer, Lindsay Duncan y el mismo Chirs Evans se mantienen firmes, pero discretos al lado de Grace. Spencer nos evita el drama desgarrador que por lo  general la acompaña con moco y lágrima caudalosa y Duncan será una digna villana a vencer como la temida mamá mandona. Debo confesar que me hubiera gustado ver al hermoso tío sin camisa en alguna escena, pero me tuve que conformar con su carita de atormentado y su figura paternal, que déjeme decirle, no le vienen nada mal.

La fórmula es sencilla, tal vez hasta repetitiva, sin embargo es imposible ponerse estricto con la película, ya que la cinta se encarga de reírse de sí misma. Uno que otro chistecillo simpático de tonalidades político-incorrectas desarma cualquier posibilidad de criticarla.

‘Gifted’ alcanza el punto exacto y se vuelve equilibrada entre lo emotiva, dramática y graciosa debido a la química entre todos los actores, teniendo como catalizador a esa niña carismática capaz de ser brillante, berrinchuda, tierna, manipuladora y hermosa a la vez, así, como cualquier niño o niña "normal" de esos que tenemos en casa.  







No hay comentarios:

Publicar un comentario