domingo, 21 de mayo de 2017

Unforgettable (Mío o de nadie)

No es mío y no lo quiere nadie
 
Me rindo. Tengo rato dándole vueltas a esta nota y nada, no se me ocurre otra cosa que no sea despotricar contra ella, y pese a que mi tendencia es despotricar de manera fluida y constante, parece que ando un poco desganada, seguro es la dieta que me tiene deprimida.  Pero bueno, hay que cumplir con la publicación y de pasadita reconocer que ‘Unforgettable’ (Mío o de nadie) puede ser digerible, si es capaz de ponerse en modo sarcástico extremo para verla.

De qué va:
Julia Banks (Rosario Dawson) se muda a casa de su David (Geoff Stults) su prometido para convivir  con él y con Lily (Isabella Rice) su hija. Ahí conoce a Tessa (Katherine Heigl), madre de Lily y exesposa de David, quien no ha superado su separación y se dedica a hacerle la vida imposible a Julia.

Cuando vi el tráiler pensé que esto podría ser algo así como una revoltura entre ‘Gone Girl’ y ‘Fatal Attraction’, ya saben, mujeres  psicóticas, histéricas, asesinas, bipolares, con personalidad múltiple y tendencias asesinas y/o suicidas, pero chulas, muy chulas. Y sí, tal vez era la intención pero parece que a la productora, recién estrenada en la dirección, Denise Di Novi, se le hizo bolas el engrudo y en lugar un thriller de antología, le salió una telenovela digna de Televisa.

La cinta parece que inicia de adelante para atrás, pero luego te das cuenta que en realidad es como de en medio y para los lados.  Los flashbacks intentan dar la impresión de meses de diferencia pero al final parecen a un par de días de distancia.  Es más, parece que la película abarca sólo una semana en la vida de las protagonistas. Y en ese periodo de tiempo real conoció a un fulano, se puso de novia, se fue a vivir con él, salió del chongo con la exesposa y…

El acelere en el tiempo, no sólo da la impresión de que la  hicieron a la carrera o que tenían prisa por terminar la historia, sino que deja muchas cosas sin decir, antecedentes que podían dar un poco de justificación a los hechos. Lo sorprendente de todo esto es que en efecto el suspenso aparece, pero no en el sentido que pretendían, sino que está uno ahí sentado pensando ¿cómo carambas vas a resolver esto Denise?

Las actuaciones no son tan malas, creo que Heigl tiene potencial para ser una perra maldita, pese a su cara de ángel, y Rosario Dawson se hace casi creíble como una pobre mujer indefensa e inocente.  Y ya que entramos en estos terrenos, quiero expresar de manera enérgica mi queja (no sin morderme fuertemente la lengua) sobre los espantosos roles femeninos que les encasquetaron. Pese a ser una película hecha por mujeres, en tiempos en donde las féminas siempre tienen más inteligencia y más gracia para los trancazos que los hombres, aquí no sirven para otra cosa que para ser una cara bonita, y es precisamente su cara bonita, las que las lleva a su autodestrucción. ¡¿Dónde están las feminazis cuando se les necesita?!

Ya no voy a decir más, estoy a dos frases de revelar el final, aunque a la directora no le importó revelarlo a los dos segundos.  Así que si usted es de las que detienen su vida por la telenovela de las nueve de la noche, o la deja grabando para no perdérsela, esta cinta le vendrá como anillo al dedo.

Aquí tendrá dos chicas lindas y muy de su casa, las cuales existen sólo para adornar la existencia de los hombres y pelear por ellos con artillería pesada. ¡Se metieron con su Facebook! ¡Bitch! Habrá bucles bien puestos, labios rosados y brillantes así se acabe de despertar. Planchados perfectos en cabelleras impecablemente rubias. Botox y ojos chiquitos entrecerrados para conseguir una suegra intimidante y una niña hermosa, buena y bien portada. Hombres que sirven para nada y para poner en su madre a las que se dejen. Televisa dije, ¿no? Entonces ya terminé.




No hay comentarios:

Publicar un comentario