viernes, 10 de marzo de 2017

Manhattan Night

Un cine negro muy descolorido
Porter Wren (Adrien Brody) es un periodista de la vieja escuela que va en busca de historias escandalosas. Al conocer a Caroline Crowley (Yvonne Strahovski) una hermosa viuda que le pide investigar la muerte de su esposo, se despierta en él una obsesión sexual que pone en peligro su trabajo, su matrimonio y su vida.

Creo que Adrien Brody tiene el tipo perfecto para el cine noir, ya nada más con esa cara de angustia y los ojitos apretados cumple con la cara de atormentado que requiere el género. Por desgracia, hacen falta más que las características de un personaje para traer de vuelta a todas galas el Cine Negro.

Brian DeCubellis escribe y dirige ‘Manhattan Night’ (Manhattan en la oscuridad) un thriller de tonos oscuros basado en la novela ‘Manhattan Nocturne’ del escritor Colin Harrison. La historia es narrada en primera persona por el personaje de Brody teniendo un buen comienzo, pero se pierde  más adelante exenta de intriga en una línea plana que da un ligero pico al final. DeCubellis sale bien librado de la dirección de la cinta, le supo inyectar los acentos lúgubres y oscuros, dando como resultado una propuesta visual agradable, sin embargo, la lleva de perder con el guion. Los giros no le salieron, la historia es predecible y floja.

Brody adopta la imagen de Humphrey Bogart en ‘The Maltese Falcon’ pero con un look más descuidado. A la femme fatale de la historia, la muy bella Yvonne Strahovski, no sólo le faltaron curvas, sino una actitud más sensual y perversa, ya que resultó poco expresiva. El resto del elenco Jennifer Beals, Campbell Scott y Steven Berkoff no ofrecieron nada especial para recordar, tal vez sólo la eterna juventud de Beals (Flashdance).

Del cinefotógrafo David Tumblety (Sweet Land) no hay queja alguna, tendremos una ciudad de Nueva York con cielo encapotado, de tintes grises y melancólicos que hacen juego con la banda sonora de Joel Douek que se mantiene discreta, nada memorable.

Adrien Brody no ha podido (ni podrá creo yo) superar ‘The Pianist’, su actuación en esa cinta lo ha condenado con ese estereotipo, en esta ocasión, y por fortuna, menos famélico, pero bien instalado con el género. Al novato director Brian DeCubellis le faltó “punch” con su primer intento en el film noir, la cinta no está como para despreciarla del todo, pero sí pudo ser mucho mejor, así es que la dejo a su consideración.







No hay comentarios:

Publicar un comentario