jueves, 12 de enero de 2017

Kame Hame Ha

La fuerza destructiva de un niño sicario

Tal vez ha escuchado decir enérgicamente a sus hijos: ¡soy un súper saiyajin!, haciendo alusión a Gokú,  personaje de la manga japonesa Dragon Ball Z. Basado en la inconmensurable fuerza y transformación de este guerrero, Jaime Chabaud escribe “Kame Hame Ha”, una estremecedora obra de teatro, que por desgracia está muy lejos de la ficción de este anime japonés, ya que la obra también nace de la historia de Edgar N "El Ponchis", quien se dio a conocer como el “niño sicario” al ocupar los titulares de la sección policiaca en el año 2010.

“El Ponchis” nació con cocaína y golpes en la sangre, hijo de padres adictos que al ser encarcelados, pasaría, junto con sus cinco hermanos al cuidado de su abuela. “El Ponchis” fue detenido a los 14 años de edad acusado de descuartizar a los adversarios del cartel para el que trabajaba.


“Kame Hame Ha” es un monólogo interpretado por el actor tapatío Alejandro Morán, producción de Proyecto 4to Studio y Julia Testa, bajo la dirección de Daniel Patiño. Durante la obra, Morán alterna entre el rol de narrador, y las diferentes voces que acompañan a Benito, un chico de 14 años que en su brazo lleva marcadas siete cicatrices, equivalentes a sus primeros asesinatos.

Benito es uno de esos tantos niños y jóvenes que sufren la marginación y el abandono, la violencia intrafamiliar y las drogas. Uno de esos miles de niños y adolescentes que crecen solos y a como Dios les dio a entender, esos a los que les han colgado la etiqueta de  “Ninis” (ni trabajan, ni estudian) y que pasan el día frente al televisor o en las calles al alcance de aquellos que saben comprarlos, que saben  transformar su abandono en una fuerza destructiva desalmada y letal, pero al mismo tiempo desechable.

Una puesta en escena que abre brutalmente la puerta a la reflexión sobre una problemática social que está alcanzando cifras escandalosas. El trabajo que desempeña Alex Morán en el escenario es extraordinario, no por nada fue el ganador del premio a Mejor Actor en la XX Muestra Estatal de Teatro 2016.

Daniel Patiño habló de la buena recepción que ha tenido en todas las sedes del país en donde se ha presentado y sus próximas presentaciones en el extranjero. Habló también de la importancia del casting para esta obra, ya que no sólo requiere de la capacidad histriónica del actor, sino que exige mucho de su condición física y concentración mental. Lo vertiginoso de los diálogos y el constante movimiento de Alejandro en el escenario, así como la fuerza en su interpretación mantienen al espectador en un estado de tensión sostenida, inmerso en la caótica vida de Benito, el súper saiyajin.


“Kame Hame Ha” fue seleccionada como una de las mejores obras del 2016, por lo que ganó su lugar para participar en el 2º Festival de Teatro que organiza el Teatro Galerías.El camino de esta obra  aún no termina y pronto nos dará la oportunidad de tenerla en el escenario una vez más. No deje pasar la oportunidad de presenciar una obra tan fuerte como extraordinaria. Recuerde que la realidad siempre supera a la ficción y esto es sólo una mirada ligera al ejército de niños sicarios que se está formando en nuestras calles… en nuestras casas.

1 comentario:

  1. Definitivamente no era para un simple casting, es una obra maravillosamente intrerpretada por el actor Alejandro Moran, es verdaderamente importante que pueda ser vista por todas las personas mujeres y hombres que de alguna manera tienen a su cargo o acompañamiento a infantes, genial obra, felicidades Alejandro

    ResponderEliminar