lunes, 2 de enero de 2017

Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote

Una cultura en peligro de extinción
 
Desde el  21 de diciembre del 2016 el documental  “Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote”  se puede ver de forma gratuita. Los productores, cumpliendo con los acuerdos adquiridos con las autoridades tradicionales del pueblo wixárika para este trabajo, han liberado por tiempo indefinido el acceso a esta llamada de auxilio, ayudando así a que el mensaje de unas de las culturas más puras de México, se conozca en todos los rincones del país. 

Después de dos años y medio de promoción y proyecciones independientes, el trabajo del director y guionista argentino Hernán Vilchez y la productora  Paola Stefani, ha llegado a más de 150 mil personas y a gran número de festivales, logrando tener un  buen efecto en contra de la piratería y con buena respuesta al consumo legal que logra sustentar las producciones de cine independiente.

En este documental, la familia Ramírez, narra la lucha espiritual y política del pueblo wixárika. Viajaremos junto con ellos en la peregrinación a Wirikuta, la ruta agradada. La cual es amenazada desde hace varios años por las múltiples concesiones mineras en San Luis Potosí.

Los wixárikas (huicholes) cumplen con un ciclo ceremonial visitando los lugares habitados por los dioses. Wirikuta, la ruta sagrada, o ruta del peyote,  abarca los Estados de Zacatecas, Durango, Jalisco, San Luis Potosí y Nayarit,  90, 000 kilómetros cuadrados ubicados en diferentes puntos, en cada uno de  los cinco rumbos del universo. Desde el  año 1988 esta ruta forma parte de la red mundial de Sitios Sagrados Naturales de la UNESCO, en  el año 1994 fue declarada área natural protegida por el gobierno de México.  A pesar de esto, se siguen otorgando concesiones a diferentes compañías, nacionales y/o extranjeras en estas zonas.

En la cosmología wixárika, el mundo es redondo, tiene la forma de un híkuri (peyote): 

"Cuando todo se hizo, el mundo quedó rodeado de agua, y quedamos flotando. Entonces el Sol, cuando salió, salió en Wirikuta, (Cerro Quemado, en Real de Catorce, San Luis Potosí) estaba chiquito y se hizo el día y recorrió todo el cielo y ya grande se paró acá arriba (señala sobre su cabeza), y luego ya se cansó porque hizo el mundo y se fue despidiendo hacia allá (señala al norte) y entonces se va pa’ bajo, Tatei Haramara (Isla del Rey en San Blas, Nayarit). Ahí se convirtió en una serpiente que tiene que pelear por su vida, pero luego vuelve a salir por este lado (señala al este), y se va parando en todos los lugares donde los antiguos dejaron unos pinos para que el Sol no se cayera; y así se hace de día y luego otra vez se hace de noche y luego de día y luego de noche. Mientras nosotros estamos aquí en la tierra.”

Para el pueblo wixárika su cultura es tan sagrada que consideran una ofensa a sus dioses el difundirla, pero su desesperación ha llegado a tal grado que ellos mismos dieron la autorización para este documental. Dejando ver al mundo la intimidad de sus ritos a lo largo de toda la ruta sagrada.

En peligro de extinción está no sólo la biodiversidad de la zona que está siendo devastada por compañías mineras en San Luis Potosí y por las hoteleras en Nayarit, el peligro más grande es la extinción de un pueblo, el cual, según su cultura, habita en el corazón del mundo, ahí en donde está el equilibrio del universo.

Con la promesa de crear empleos y de no contaminar y/o afectar las zonas sagradas, las compañías mineras defienden y justifican su presencia en un área protegida, en donde dicha actividad puede terminar para siempre con la riqueza natural de la zona.

Hernán Vilchez  presenta un documental  con opiniones y puntos de vista de todas las partes involucradas, el peregrinar de este pueblo ancestral ha llegado al Congreso, ha encarado a políticos de todos los niveles y ha llegado a alzar su voz en la ONU.

“Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote” es una muestra de cómo los conflictos de los pueblos originales y de otras muchas causas han encontrado en el cine documental una manera de difundir sus batallas y crear conciencia, logrando así que se sumen miles de voces en su defensa. En enero del 2015 las 78 concesiones mineras que existen en Wirikuta se encuentran suspendidas por un tribunal federal mexicano, gracias a un recurso impuesto por este pueblo, pero su lucha no terminará hasta que logren la cancelación definitiva de todas las concesiones.



El documental se puede ver en el siguiente link



No hay comentarios:

Publicar un comentario