martes, 25 de octubre de 2016

The Infiltrartor

“El Infiltrado” es Bryan Cranston
Son trilladas las frases  que  a menudo utilizamos para describir un parteaguas en la vida de un actor, como aquella cuando se dice que: “existe un antes y un después”. Bueno, pues este tipo de frases no aplican para Bryan Cranston. Pocos recuerdan su papel como el padre de Malcolm, en la serie “Malcolm in the middle” y prácticamente nadie recuerda sus más treinta años de carrera previos. Para todos nosotros Cranston se materializó con “Breaking Bad”

Desde entonces este hombre ha mantenido un nivel actoral extraordinario, sin necesidad de ser un chico Marvel, su universo se ha expandido con cada personaje que representa, tal es el caso de “Trumbo” que le valió una nominación al Oscar como Mejor Actor en 2016, mismo que no alcanzó porque DiCaprio recurrió a comer bisonte crudo y a actuar a 40º bajo cero. “The Infiltrator” (Operación Escobar) termina de instalar al entrañable Walter White, en “su momento”, y su momento está impregnado de Narcos.

A mediados de los años ochenta, Robert Mazur (Bryan Cranston) es un agente federal de aduanas encubierto que se dedica a atrapar narcotraficantes de poca monta en Miami. Ante la oportunidad que le brinda su compañero Emir Abreu (John Leguizamo) y sus ganas de trascender, Mazur se adentra en una operación encubierta en la que planea atrapar a los narcotraficantes más poderosos, siguiendo la pista de su dinero.

Brad Furman (The Lincoln Lawyer) hace un muy buen trabajo en la dirección de esta cinta basada en hechos reales con un guion escrito nada menos que por su madre, Ellen Brown Furman. Para su muy buena suerte la mancuerna madre-hijo funcionó muy bien, y entre los dos lograron un buen manejo de los personajes, una historia que mantiene la tensión en todo momento y un buen balance entre el drama y el suspenso. Otro acierto del director y los productores, es el momento en que sale a la luz “The Infiltrator”, rodeado de una atmosfera de series y películas sobre el tema, se pesca del mejor actor para representar este papel.

Aunque a mi gusto la cinta no alcanza el grado de “Memorable”, será recordada como una película equilibrada en este género. Siento que le faltó un poco más de drama personal del protagonista. Le hizo falta esa pizca de infierno ligada a  meterse en broncas con una figura como la de Pablo Escobar.

La película cuenta también con una muy buena ambientación, en la que sobresalen los sistemas de espionaje de la época. Tiene algunas escenas de acción bien orquestadas. La banda sonora que la acompaña es bastante respetable y su elenco se desenvuelve bien en general, con figuras como: Diane Kruger, Elena Anaya, Benjamin Bratt, Amy Ryan, Olympia Dukakis, Juliet Aubrey, Joseph Gilgun, Rubén Ochandiano, Simón Andreu y Jason Isaacs.

“The Infiltrator” tiene lo necesario para entretenerlo y hacerlo salir del cine con un buen sabor de boca, sin embargo, mientras termina de digerirla tendrá que reconocer que el ingrediente que la hace obligatoria en su lista de pendientes cinematográficos se llama Bryan Cranston.


No hay comentarios:

Publicar un comentario