miércoles, 3 de agosto de 2016

East Side Sushi

 Sushi a la mexicana 
en una película gringa
“East Side Sushi” (Sushi a la mexicana) ha resultado una grata sorpresa en la cartelera comercial, si usted es de los que no ha enloquecido con las películas basadas en comics, ésta es una buena opción para usted. Aunque todavía no logro identificar el ingrediente que la hace destacar entre otras opciones, ya que no encontré en ella algo que la haga particularmente maravillosa, sin embargo, les puedo decir que es una de esas películas “lindas” que deja una grata satisfacción al verla.

La historia se desarrolla en Estados Unidos, en donde Juana (Diana Elizabeth Torres) es una madre soltera de origen mexicano, que vive con su padre (Rodrigo Duarte Clark) y su pequeña hija Lydia (Kaya Jade Aguirre). Juana tiene un gusto particular por la cocina y ha trabajado en varios restaurantes de comida mexicana, pero un día pide trabajo en un restaurante japonés y comienza a ayudar al Sushi Chef Aki (Yutaka Takeuchi), todo va muy bien hasta que le da por  querer estar al frente de la barra de sushi.

El primer largometraje del director y guionista estadounidense Anthony Lucero ha sido muy bien recibido en diversos festivales en el interior del vecino país, y ahora viene a probar suerte en México. "East Side Sushi" ha ganado 13 premios en diferentes festivales y está considerada una de las mejores películas del 2015 por el semanario SF Weekly. Lucero tiene una larga trayectoria en el ramo de los efectos visuales, ha trabajado en Star Wars: Episodio I y II, Pirates of the Caribbean, Iron Man, The Mummy y en Harry Potter and the Prisoner of Azkaban. Además de ganar reconocimiento con sus cortometrajes y documentales con los que se ha distinguido por su conciencia social al momento de seleccionar los temas.

Me gustaría dejar claro que “East Side Sushi” no es una película mexicana, aunque es lo más mexicano que he visto en lo que va del año. Una cinta que logra que sin remedio se despierte la empatía por los personajes por sentirnos muy identificados con ellos. Me gustó mucho el trabajo de la sinaloense Diana Elizabeth Torres (Kada kien su karma), me recordó mucho, físicamente, a Salma Hayek en “El callejón de los milagros” (1995). La actuación de Torres resulta muy fresca y sorprende la manera en que se desprende de los acentos. 

Como historia me gusta la idea de lo que se propone, aunque apegada a la realidad las cosas no serían tan fáciles. Si usted ha visto el documental “Jiro Dreams of Sushi” sabrá de qué estoy hablando.  East Side Sushi” podría matar de un coraje al nonagenario Jiro Ono, pero sin querer hacerlo menos le diré que la película nos viene como un sueño mexicano muy bonito.

“Sushi a la mexicana” nos engancha porque es uno de los muchos ejemplos del esfuerzo de nuestros connacionales en Estados Unidos. Nos llega también por el lado femenino,  presentando a una protagonista que se deja invadir por la “tradición familiar”, pero que está decidida a alcanzar sus sueños y a superarse haciendo frente a lo que sea.

Esta es la historia de una mujer mexicana, de una mujer “luchona”, para que me entienda. Poco tendrá que ver con el cine gastronómico, porque el sushi no es el héroe de la cinta. Al final usted tendrá 100 minutos de nostalgia nacional que se niega a cambiar los tacos por pescado crudo cubierto de arroz. También tendrá carcajadas que lo harán pensar en su padre, su abuela, su tía o en cualquier familiar que la película le pueda traer a la memoria.

Anthony Lucero hace a un lado su vasta experiencia con los efectos visuales para darnos una cinta visualmente simple, esto, sin desmerecer la fotografía de  Martin Rosenberg. La película viene aderezada con una banda sonora de toques chicanos cortesía de Alex Mandel. No habrá dramas, ni romances, sólo una linda historia con la que sueñan muchos mexicanos del otro lado del muro, sueños que el Sr. Trump amenaza con  convertir en pesadilla.




No hay comentarios:

Publicar un comentario