jueves, 14 de julio de 2016

Shallows

Las 50 cosas que pensaba mientras veía “Shallows”
Más de cuarenta años han pasado desde que el Sr. Steven Spielberg cambiara para siempre la deliciosa sensación de meterse al mar. Con el estreno de  “Tiburón”, en aquel glorioso verano del 75, la posibilidad de que un tiburón nade cerca de nosotros está latente al momento de meter un pie al agua, sin faltar la tortura psicológica que supone recordar el soundtrack: tun tun tun tun tun tururú, que mucho tiene que ver con el suspenso provocado por las imágenes.

Adelantando un poco las muchas cosas que pensé mientras veía “Shallows” (Miedo profundo), me sigo preguntando: ¿Por qué seguir insistiendo con mejorar lo inmejorable? ¿Por qué ese afán de dar una nueva vida, a manera de homenaje si quieren, a películas que ya tuvieron su gran momento? Cuando de antemano  sabemos que se estrellarán en el intento.

Nancy (Blake Lively) es una joven que abandona la carrera de medicina al perder a su madre por una terrible enfermedad. En su afán por conectarse con ella va en busca de la playa en donde fue concebida. Nancy  se hace acompañar por un nativo del lugar, Carlos (Óscar Jaenada), quien la deja en una playa hermosa pero desierta, salvo por un par de surfistas que andan por ahí (Ángelo Lozano Corzo y José Manuel Trujillo “El Yuco”). Al quedarse sola, Nancy es atacada por un gigantesco tiburón blanco, del que sobrevive al primer ataque, pero  tendrá usar algo más que su astucia y su voluntad para salir viva de esa playa.

Queridos lectores, es la primera vez que hago una publicación en formato de las “N cosas que pensaba mientras veía…” Así que pido una disculpa si asomo mucho la trama en el intento, pero supongo que ya tienen una idea de lo que va a tratar la película. Si de plano no la tiene, mejor no siga leyendo.


1.- En el nombre sea de Dios, vamos a ver con qué nos salen.

2.- ¿Cómo fue que esta “Gossip Girl” se pepenó al Reynolds?

3.- ¡Qué viejo se ve Jaenada!

4.- Les salieron simpáticos los diálogos entre el “mexican” y la “gringa”

5.- ¡Qué padre la manera de integrar los “Gadgets” a la cinta!

6.- ¡Wow, que bonita la playa! ¿México? No, no creo que eso sea en México, ¿cómo se llama ese lugar?

7.- ¡Ah mira!, sí tiene lo “suyito” la güerita esta. ¿Esas “boobies” son de ella?

8.- Sí pues, está chula. Ya a lo que sigue. ¡Que corra, que corra! Ahora sí, a lo que sigue.

9.- ¿A dónde va con todos esos colguijes? La viera mi mamá, ya la hubiera regresado de las orejas a quitarse todo eso. ¡Ubícate mi chava!

10.- ¡Anda, qué padres las tomas submarinas!

11.- Neta ¡qué bien la fotografía! ¿Qué habría hecho Spielberg con estas cámaras hace 41 años? (Si fuera hombre tendría una erección en este momento, y en el que corre también)

12.- ¿Sabía surfear esta niña? ¿No verdad? Esa es Cameron Diaz. Pues le sale bien eh, yo creo que sí le metió los kilitos a sus clases. O de plano está muy bien la edición.

13.- ¿Por qué a mí no me queda el cabello así cuando salgo de la ola?

14.- Enorme la ballena, ¿cómo es que nadie la vio desde la playa?

15.- ¿Y todo ese sangrerío de dónde?

16.- ¡Ay nanita el animalón!
17.- ¡Nada muchacha! ¡Rápido, rápido, rápido, ay!

18.- ¡¿That’s it?! ¿La besó o qué?

19.- Que chistoso, no hay humanos pero contrataron a toda la fauna del lugar como extras.

20.- ¿Qué está haciendo? ¡Ay no qué bárbara! ¿Eso enseñan en las escuelas de medicina hoy?

21.- Bisutería en casos de emergencia, ahora todo tiene sentido. Esa sólo las Gossip Girls se la sabían.

22.- ¿Qué onda con la gaviota (el ave, no la otra)? ¡Cosi, se llama Steven! Ya no le podían poner Wilson supongo.

23.- Yo aquí de criticona y la Blake no lo hace tan mal, casi se la creo que le duele mucho.

24.- Bueno niña, quédate quieta, estás acabando con el arrecife a trancazos.
25.- Nunca he visto a ningún doctor recitando el procedimiento al momento que lo aplica, imagínate, salgo corriendo. Digo, va bien con su procedimiento anti gangrena, pero parece que está memorizando la lección.

26.- ¡Qué bien actúa la gaviota (insisto, el ave, no la otra)! ¿Es CGI? ¡No!, ¿o sí?

27.- Más bisutería al rescate, qué rendidor le salió el collarcito. Esto se lo tengo que contar a mi mamá.

28.- ¡Ay no, tanto hombre bueno para nada! No sé ustedes pero como que ya me estoy cansando de tanto poderío femenil y tanto desperdicio varonil.

29.- ¡Que hay un tiburón chintrolas! ¡No se metan al agua! Sí, ya sé que no me oyen, pero si los hombres pueden dar instrucciones en los partidos de futbol, yo también puedo regañar a esos mensos desde aquí.


30.- ¡Steven! Eso no se hace, ave mala, ave mala.

31.- Momento sensible, ¿será que alcanzo a ir al baño?

32.- Me voy a comprar una GoPro, no, mejor la pido para navidad.

33.- Ya se le olvido eso de la irrigación. ¡Doctora despierte!, que se le está poniendo morada la pierna

34.- Importante: Anotar a “Finding Nemo” como guía de supervivencia.
35.-Y fue así como nos enteramos de cómo fue que  Jack Sparrow salió vivo de la Isla Tortuga. ¡Que buenas tomas submarinas! Insisto

36.- Ya quisiera (si viviese) Jacques Cousteau haber filmado esas medusas. ¿Serán de led?

37.- Les dije que no era México, ¿a nadie se le ocurrió robarse esa pistola?

38.- ¿Las balas flotan? (Esta no la pensé yo, la pensó mi vecina de butaca)

39.- ¿Y Jaenada?

40.- Pensé y sigo pensando en una explicación lógica para la combustión. ¿Gas metano, aceite? Me doy.

41.- Ese tiburón es hembra a fuerzas, está ensañado con la mujer de Deadpool. ¡Me he de comer esa tuna!
42.- Extraño el tun tun tun tun tun tun tururú… Esta música como que no dice nada.

43.- ¡Nunca se le metió el calzón! ¡Eso es totalmente falso!


44.- El animal está impresionante, pero apegada a la tradición, asusta más cuando no se ve.

45.- ¡Cantinflas! ¡Muero del susto!

46.- Ok, el director es español, pero ¿por qué Jaenada? ¿No estaba disponible Gustavo Sánchez Parra? ¡Si  hasta se parecen!

47.- ¡Cómo extraño el cine de los 70’s! (la vecina de butaca)

48.- ¿Tons dónde era? ¡Ah ya!

49.- Ya no pienso, nada más me río.

50.- ¿Cómo se verá en 4D? ¿La vemos otra vez?

Ya hablando en serio, creo que es una buena película de tipo B. Absurda, eso que ni qué. Por más que digan que es la mejor película de tiburones desde “Jaws”, eso está muy lejos de la realidad. No es ni tan buena como “Jaws”, ni tan absurda como “Sharknedo” (que de tan absurda es maravillosa). Jaume Collet-Serra hace lo posible por mantenerla lógica y creíble, además que tiene unas tomas de comercial preciosas, es genial en las tomas submarinas, además, hace gala de mucha tecnología, al parecer sin gastar tanto.

Bien por el trabajo de Blake Lively, se ve que le costó su esfuerzo, al menos el físico para el desarrollo del personaje. No le encuentro razón de ser a la participación de Óscar Jaenada para un papel así, es maravilloso cuando de perder el acento se trata, pero el papel es tan simple que lo pudo haber hecho Verastegui si deja de bañarse algunos días.

Como un buen detalle les comento que los surfistas que aparecen en la cinta sí son mexicanos. Uno de ellos es Ángelo Lozano Corzo, actual campeón nacional de surf, y  José Manuel Trujillo “El Yuco”, otro destacado surfista.
Entonces, si te seduce el tema, o si no hay manera de que te escapes de que te lleven a verla, has como yo, ¡ve a divertirte! Estamos en vacaciones, las imágenes son muy bellas, incluida Blake. A todos los fans de la Gossip Girl les advierto que NO le van a dar un Oscar por esto, al menos eso espero, ese Oscar honorario por hacer actuaciones extremas ya se lo dieron a DiCaprio.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario