miércoles, 13 de enero de 2016

Spotlight

El periodismo a la caza de la Iglesia Católica
Tom McCarthy

En el año 2002, un grupo especializado  de reporteros conocido como “Spotlight” perteneciente al diario Boston Globe, se encargó de investigar y sacar a la luz una serie de denuncias sobre abuso sexual a menores de edad (pederastia), por parte de los sacerdotes de la Arquidiócesis de Boston Massachusetts. Un gran número de sacerdotes abusaron de cientos de infantes durante muchos años, todo esto con el conocimiento de las autoridades eclesiásticas, que en combinación con los abogados y jueces de la ciudad se encargaron de encubrir y silenciar cada una las denuncias. El equipo Spotlight recibió el Premio Pulitzer  por el trabajo periodístico que cimbró a la Iglesia Católica, ya que incitó a todo el mundo a denunciar este tipo de abusos.

Spotlight (Primera Plana) es un nombre que vamos a escuchar mucho en las premiaciones, tal vez no vamos a tener el gusto de escucharla como la gran ganadora, pero sí es una película que dará mucho de qué hablar. Sin  duda una de las mejores películas del año, con todo y que pueda resultar difícil de ver; ya  sea usted partidario de la iglesia católica o no, seguro saldrá del cine con la bilis derramada.

El elenco: Michael Keaton como Walter "Robby" Robinson, editor de Spotligth. Mark Ruffalo como Michael Rezendes, Rachel McAdams es Sacha Pfeiffer, Brian d'Arcy James como el periodista Matt Carroll, John Slattery como Ben Bradlee Jr., editor del Boston Globe y Liev Schreiber da vida a Marty Baron, editor en jefe del Boston Globe. Stanley Tucci es Mitchell Garabedian, abogado representante de víctimas.  Todos muy bien  en general, de hecho me pareció un elenco muy homogéneo en la calidad y bien caracterizado. Por encima de los demás sobresale el trabajo de Ruffalo, mientras que Keaton confirma que regresó para quedarse y que los años le han sentado bien. No voy a dejar de mencionar a Stanley Tucci, que es de esos maravillosos “rellenos” tipo John C. Reilly, muy versátil y muy fácil de acomodar en una película.

Tom McCarthy (The Visitor, Up, The Station Agent) hizo un excelente trabajo como director y guionista, crédito que comparte con Josh Singer. La película mantiene el mismo ritmo, no tendrá oportunidad de bostezar, porque lo van a traer a la carrera detrás de cada periodista. Aunque es un tema fuerte y difícil de digerir me parece que es expuesto sin amarillismos. Es, y fue un escándalo, pero está abordado de una manera honesta. A pesar de que es una historia de no hace muchos años, da la impresión de ir más atrás en el tiempo. No se habla mucho de internet, a pesar de que las computadoras están ahí, no se ven grabadoras, las investigaciones son a papel y lápiz. El guion está tan bien elaborado que se podría considerar un homenaje al trabajo periodístico de la vieja escuela, de ese del que queda muy poco.

Es cierto que en Spotlight la Iglesia Católica no queda bien parada, es cierto también que la institución ha encubierto por siglos toda clase de atrocidades. Al día de hoy la pederastia no es castigada del todo y por desgracia siguen apareciendo más casos en todo el mundo. Sin embargo, al momento de reflexionar un poco es importante ver las cosas de manera realista, la pederastia es un problema de la humanidad, no de Dios; hay una institución poderosa detrás de esto, cierto, pero también hay una sociedad.

El que los humanos pertenecientes a la iglesia solapen en el nombre de Dios los abusos de sus agremiados (cosa que siguen haciendo), sólo agrega horror al problema, pero el que los humanos que NO pertenecen al clero lo encubran, es imperdonable. Antes que la Iglesia calle y oculte, la sociedad ha callado y tolerado este tipo de abusos que han costado vidas y sufrimiento a millones de niños y niñas en todo el mundo por los siglos de los siglos santos amén.








No hay comentarios:

Publicar un comentario