viernes, 4 de septiembre de 2015

Pandora y el Ruiseñor, Experimento Escénico

Pandora y el Ruiseñor
Pandora y el Ruiseñor se presentaron de nueva cuenta en Guadalajara. Como parte de la Muestra Estatal de Teatro, Jalisco 2015, el teatro Alarife Martín Casillas abrió sus puertas a la compañía Viajantes Teatro.


Originalmente escrita por Ignacio Igor Arriola Haro, pero literalmente transformada por Silvia Munguía.  Pandora y el Ruiseñor se va más allá de la realidad, pisa terrenos inestables en donde los protagonistas pueden tropezar entre muebles y tarimas.

Un viaje a los sueños, al subconsciente que late y grita desde las sombras, para asomar a la tenue luz a la mujer. A la mujer madre, a la mujer hija, a la mujer secretaria y a la mujer luna. A todas las mujeres objeto de deseo o culpables de la desilusión amorosa. Las que despiertan la imaginación y los temores masculinos…no los dejan dormir.

Conocer todas las caras de la mujer, puede ser igual a nadar en una caja de Pandora, algo digno de hacernos perder el sueño. Ivonne Martínez y Miriam López desnudan y asoman su alma desde el más allá, algunas veces como un sueño, otras tantas como una pesadilla. Así  Alberto Magaña añora, sufre y desea pasando del inconsciente a la realidad.

El ritmo lo marca la música de Diego Ayala y la iluminación de Daniel Leal “Nueve” con una danza cadenciosa y hasta sensual. Las siluetas pasan una sobre otra, como si de cambiar la página de un sueño se tratara. Las miradas se concentran en los puntos de luz, llevando  al público a un trance colectivo.

El llamado Experimento Escénico del director Armando Amezcua mantiene su ritmo de principio a fin, combina diferentes disciplinas y técnicas teatrales para entregar una obra cargada de belleza visual y sensual intensidad.






No hay comentarios:

Publicar un comentario