martes, 25 de noviembre de 2014

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

Estadísticas en México

La violencia de género se ha convertido en la primera causa de muerte para las mujeres en todo el mundo, la violencia contra la mujer ha superado la mortalidad por cáncer, por accidentes de tráfico, por malaria y hasta las muertes por guerra. El feminicidio y la violencia contra la mujer reúnen las cifras para considerarse una pandemia global, ya que se estima que hasta un 70% de las mujeres sufren algún tipo de violencia.

Para situarnos en un lugar más familiar no voy a hablar de las legendarias mutilaciones a mujeres en África, ni de las 250 mil niñas casadas por la fuerza antes de los 15 años en Asia; tampoco hablaré del tráfico de mujeres para prostitución en Europa. Hoy hablaré de la violencia contra las mujeres en México.

México está alcanzando un grado de supremacía en lo que a violencia se refiere, las muertes violentas están invadiendo el territorio nacional en una medida que ya no da tiempo ni siquiera de esconder un cadáver. Si bien es cierto que el tipo de violencia que vivimos en México nos afecta a todos tal vez se puedan preguntar ¿por qué hablar del feminicidio si también los hombres son asesinados? Bueno, resulta que hasta para morir hay niveles y el de las mujeres se considera el más bajo.

En estudios realizados se muestra que en  las muertes violentas los hombres en México mueren por un disparo en dos de cada tres casos. Para las mujeres la muerte tiene una gama más amplia. Las mujeres mueren estranguladas, apuñaladas, golpeadas, envenenadas o incineradas; además, en dos de cada tres casos, los verdugos tiraron a sus víctimas en lugares públicos como calles, avenidas, carreteras, parques o baldíos, o las dejaron abandonadas en hoteles. Poco más del 10 % de los cuerpos fueron encontrados en sus casas,  lo que transforma estos homicidios en crímenes de odio, esto no es homicidio calificado esto es FEMINICIDIO.

“Las mujeres son vistas como objetos antes y después de ser asesinadas, como objetos desechables que se puede tirar en cualquier lugar a la vista de cualquiera sin que nadie se inmute”, dice María de la Luz Estrada, coordinadora ejecutivo del Observatorio Ciudadano Nacional contra el Feminicidio.

México siempre ha sido muy malo para llevar estadísticas, pero de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), entre los años 2007 y 2013 fueron asesinadas 14 mil 955 mujeres; muchas de ellas menores de edad. Esto da un promedio de entre seis a siete muertes al día. La tasa en el país es de 4.4 asesinatos por cada 100 mil mujeres, casi el doble de la tasa mundial de 2.7. Esto es hablando de violencia que termina con la muerte, si hablamos de las mujeres que han sobrevivido la violencia se estima que 47% de las mujeres —casi la mitad o una de cada dos— ha sufrido violencia física y/o sexual, la psicológica la hacemos a un lado para bajarle el tono de rojo al número.

El Estado de México, Guerrero, Jalisco, Chihuahua y Distrito Federal son los estados más violentos contra el sexo femenino. ¡El Distrito Federal y Jalisco! Dos de los tres estados más importantes del país, en donde el nivel cultural se supone el más alto, en donde se concentran las clases altas e intelectuales, en donde los niveles de educación promedio de la población son los más altos. No estamos hablando de las zonas marginales, las más pobres y olvidadas del país, estamos hablando de su capital.

Si hacemos un poco de historia podemos decir que el incremento de la violencia contra la mujer en México tiene ya más de veinte años. En enero de 1993 fue encontrado el cadáver de Alma Chavira Farel en Ciudad Juárez, Chihuahua, tenía 16 años de edad, presentaba golpes en su cuerpo y señales de violación para finalmente morir estrangulada. Hasta el día de hoy no hay pena para él o los autores del crimen, esa es la realidad para ella y para las más de 700 mujeres que conocemos como las Muertas de Juárez, el primer foco rojo a nivel internacional para la violencia contra las mujeres en nuestro país.

Más de veinte años de denuncias sin respuestas, más de veinte años de historias de terror. Las organizaciones civiles han luchado por estos crímenes sin encontrarse aún con la justicia, han conseguido que la mayoría de los estados tipifiquen estos crímenes como Feminicidio que puede suponer una condena de sesenta años de cárcel para los culpables, el problema sigue siendo la burocracia y la falta de sensibilidad de las autoridades para tipificar estos feminicidios como tal.

Mujer: no permitas ningún tipo de violencia en tu contra, no hay razón que justifique el que seas agredida por el simple hecho de ser mujer. Tu eres una voz entre muchas, no te calles… ¡denuncia!

Las mujeres en México seguimos siendo las principales responsables de la educación de nuestros hijos, es esa educación la que puede poner fin a muchos de los males que nos afectan, promover las relaciones de respeto y la igualdad de género desde las edades más tempranas es un buen inicio para un cambio, y no estoy hablando desde un punto de vista meramente feminista, me refiero al respeto por la dignidad y la vida que cualquier ser humano merece independientemente de su género.







Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

No hay comentarios:

Publicar un comentario