sábado, 1 de noviembre de 2014

1° Noviembre Día de Todos los Santos

El día del regreso de los Angelitos 

1° de Noviembre Día de Todos los Santos, esta celebración se realiza oficialmente por la iglesia católica desde el año 840, aunque ya el papa Gregorio III había construido una capilla en honor  a todos los santos ya que su origen data desde el siglo IV en el Domingo de Pentecostés.

Estas festividades se llevan a cabo en todo el mundo, cada país o cada ciudad dará sus características propias a la celebración, en el caso de México la celebración tiene un perfil muy diferente en comparación con otros países. Mucho se ha dicho sobre la mezcla de culturas que esta  celebración representa, para los mexicanos esta celebración es mucho más antigua y sus figuras de adoración eran otras, la transformación se dio en gran medida porque las fechas de la celebración de los muertos de los indígenas estaban muy cercanas a las fechas de las celebraciones de los santos y los fieles difuntos de la iglesia católica.

El día 1° y 2 de noviembre la mayoría de los mexicanos celebran el regreso de sus muertos ya sea en casa o en los panteones, con ellos compartirán el día y los alimentos, llenarán de flores sus tumbas y tendrán más vivo su recuerdo que cualquier otro día.

El 1° de noviembre también está  dedicado a los niños difuntos, las familias que han perdido a un niño ponen ofrendas en los altares para su “angelito”. La primera ofrenda la da el padrino de bautizo quien lleva un arco de flores, generalmente cempasúchil, aunque también se pueden agregar otras flores de la temporada. Los dulces no pueden faltar en las ofrendas de los niños, para ellos en vez de las calaveras de azúcar se prefieren las figuras de ángel o animales, además de sus juguetes preferidos y hasta ropa.

Caminos de flores y velas llevarán a estos niños hasta sus familias para pasar un día con ellos, su presencia es sinónimo de alegría, es un día para volver a estar juntos y para mantener vivo su recuerdo.

Michoacán es uno de los estados de México que se mantiene más fiel a estas tradiciones, a las 6 de la tarde del día 1° de noviembre comienzan a sonar las campanas de las iglesias con intervalos de medio minuto, las campanas seguirán doblando hasta la madrugada, repicarán de alegría por el regreso de los niños y mañana doblaran de pena por los que se fueron.




2 comentarios:

  1. De tu opinión y cosas peores tienes el excelente hábito de la autenticidad, ésta es vívida, se siente y se siente muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis! De corazón te digo que tus palabras siempre encuentran la manera de sonrojarme.

      Eliminar