jueves, 28 de agosto de 2014

Kohlhaas. La Proporcionalidad de los medios

Kohlhaas. La Proporcionalidad de los medios

(Kohlhaas oder die verhältnismäßigkeit der mittel)
Aron Lehmann
 


Engañada y sorprendida me quedé ayer cuando vi esta película, por un pequeño error en el programa de la Semana del Cine Alemán presentaron un poster de una película equivocada y yo llegué al cine pensando en pasar la tarde viendo a Mads Mikkelsen que dicho sea de paso me encanta, pero no, Mads no era parte de esta película.

La confusión se debe a que Kohlhaas. La Proporcionalidad de los medios es una película paralela a la película de Michael Kohlhaas, pero en un sentido experimental, ya que el director Aron Lehmann se plantea a él mismo filmando esta película sin presupuesto para la producción.

La película original está basada en el libro de Heinrich von Kleist que lleva por nombre Michael Kohlhaas, la historia habla de este personaje como un tranquilo comerciante de caballos del siglo XVI en la región francesa de Las Cevenas, que tiene que poner a prueba su integridad ante la injusticia, lo que lo llevará a liderar un salvaje ejército con el que arrasará pueblos enteros por redimir sus derechos. Una historia de justicia, honor y libertad en un ambiente medieval.

En la película de Aron Lehmann, Kohlhaas. La Proporcionalidad de los medios, la historia gira en la intención de filmar la épica historia de Michael Kohlhaas pero ¡Oh sorpresa! Los productores de la película se retiran y el director de la película interpretado por Robert Gwisdek motiva a los actores y al resto de su personal seguir con este trabajo a pesar de todos los obstáculos con los que se van a topar. Sin dinero, sin medios, utilizando a los habitantes del pueblo en donde están filmando, cambiando los caballos por vacas y las armaduras por bufandas.

Como película es una película rarísima, llena de situaciones absurdas, pero refleja perfectamente las batallas que muchos artistas deben lidiar por salir al frente con sus proyectos dentro del mundo del arte. El director aferrado, convence a todos una y otra vez a seguir adelante, algunos van rindiéndose como el personaje principal interpretado por Jan Messutat otros apoyan incondicionalmente al director como la actriz protagónica Rosalie Thomass que cubre con sus propios medios sus gastos durante la película.

Todos entran a un mundo de fantasía con espadas imaginarias en donde pelearán hasta la muerte en contra de los árboles hasta derribarlos. La han definido como:

“Una hermosa carta de amor de historietas al cine, en la imaginación y el entusiasmo se invocan como las fuerzas motrices."

Y después de salir del shock por la ausencia de Mads Mikkelsen y del desconcierto de ver una propuesta como esta, puedo decir que estoy de acuerdo con esta descripción. La película perfectamente refleja las batallas que tiene que librar el cine independiente y los jóvenes creadores de este arte quien vaya a verla después de saber esto seguramente la podrá disfrutar de mejor manera, ya que todos en algún momento en la niñez jugamos de esta manera, usando la imaginación para alcanzar nuestros sueños.





No hay comentarios:

Publicar un comentario