jueves, 26 de septiembre de 2013

Encuentran en México un paraíso para vivir


Encuentran en México un paraíso para vivir



Hace unos días fui invitada a una reunión de un grupo de venezolanos que residen en Guadalajara, todos y cada uno de ellos gente preparada y trabajadora: Médicos, Abogados, Comerciantes, Hombres de negocios. Muchos de ellos casados con mujeres mexicanas, otros que llegaron de Venezuela con su familia completa y han hecho de México su casa.

Todos con residencia legal en el país, algunos nacionalizados mexicanos o en trámites para conseguirlo; lo que me llamó particularmente la atención es que realmente se les veía contentos, todo el mundo platicaba de cómo les estaba yendo, de sus proyectos y sus planes, todos felices con esta ciudad en particular. Les puedo decir y muchos ya lo deben de saber, que la gente de Venezuela es de un carácter muy alegre y en muchos sentidos, muy parecidos a los mexicanos, tal vez por eso han encajado tan bien aquí.

Fue una velada de lo más agradable, divertida y con una deliciosa cena, preparada por ellos mismos y en un ambiente al que un “pero” no le encontré. Ya más en confianza me atreví a cuestionarlos sobre esa preferencia por México. Yo sé que en Venezuela tienen varios años con problemas y con muchos descontentos entre la población, al igual que muchos, pensé y esos “muchos” incluye por supuesto a México, que tiene ya rato sintiéndose que cada día estamos de mal en peor. No se oyen más que quejas entre un mexicano y otro y claro que también fueron tema de la noche, como el narcotráfico, el proyecto de reforma hacendaria, el proyecto de reforma energética, etc.

Cuando les pregunto sobre su razón de estar aquí, si tanto en México como en Venezuela hay tantos problemas, ellos me responden que Venezuela en este momento es “tierra de nadie”. Yo seguía sin dar crédito, así que directamente les pregunto: ¿Cuál es el tipo de violencia que tienen en Venezuela? Ellos me dicen: la impunidad. Venezuela hoy es un país sin ley, donde todo el mundo comete delitos sin que nadie haga nada por poner un castigo. Primero te disparan, después te quitan la cartera, cuando se las puedes entregar sin mayor problema. No hay registro de delitos por robo reportados, a las autoridades no les importa, tal parece que están más metidos en sus problemas de política internacional que en la población misma.

No es posible disfrutar de los frutos de tu trabajo porque sencillamente no hay nada que comprar, vas al supermercado rezando por encontrar leche, por jugo, ¿de qué sabor? ¡Del que encuentres! Por mayonesa, ¿de cuál? De la única que hay, si es que hay. Aparte sales con el riesgo de que te roben hasta el cabello. ¡El cabello! Casi grito; no lo podía creer.

“De los males el menor” fue entonces lo que pensé, pero no, ellos insisten en decir que viven en un paraíso, eso ha sido Guadalajara para ellos, y aunque no deja de distinguirse eso tono de nostalgia al hablar de su país y de sus familiares que siguen allá, es autentico el cariño que han tomado por el país que les ha abierto sus puertas. Que les permite trabajar y crear trabajos para los mexicanos.

Todavía estaba digiriendo todo esto, con esa sensación de “sigo sin entender” porque veo (aunque lo evito) los noticieros con todas esas malas noticias y de repente me encuentro con un artículo en el periódico que dice: Encuentran en México un paraíso para vivir. En un ejemplar de Publímetro  del 25 de Septiembre que reporta:

Según datos del Instituto Nacional de Migración, tan sólo en 2012, 150 mil extranjeros ingresaron al país para quedarse a habitar, sumándose 1.1 millones que ya residían en la nación.

La violencia influyó en que muchos extranjeros no quisieran acudir a México, pero al disminuir los índices –o al menos, la percepción– de violencia a nivel nacional, la postura se replanteó.

Hiram Ángel Lara, especialista en temas de migración de la U de G, destacó que mientras que muchos centroamericanos y sudamericanos residen en el país como un primer paso antes de llegar a Estados Unidos (y un gran porcentaje finalmente decide quedarse), otros, como los europeos, buscan nuevas condiciones de vida por los problemas económicos que se viven en el Viejo Continente.

Presenta una gráfica de los países con más extranjeros residentes en México, según cifras del último censo de Población y Vivienda:

Estados Unidos         738,103
España                    77,069
Guatemala                35,322
Colombia                  13,992
Cuba                       12,108
Honduras                 10,991
Venezuela               10,063
El Salvador               8,088
Canadá                    7,943


Siempre me he sentido orgullosa de ser mexicana, pero si me avergonzó un poco, el hecho de que extranjeros sean capaces de ver lo bueno que tiene México, cuando muchos mexicanos no lo ven, o lo que es peor, no hacen nada por cambiar ese país del que tanto se quejan.


4 comentarios:

  1. Excelente punto de vista, Paty. Muchas gracias por tus conceptos.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que no es tanto el que no valoramos lo que tenemos, es más bien lo cansados que estamos de ver que no mejora lo que está mal, sobre todo el problema de la violencia. Y por otra parte, como que está muy en nuestra naturaleza; desafortunadamente, el quejarnos siempre de algo :/ y es tan contagioso, con que alguien comience, es como darle cuerda a todos para poner su queja. Ojalá trabajemos en ponerle fin a ese feo hábito, total, quejándonos no arreglamos nada. Y bueno, si que tus amigos viven en una de las ciudades más bellas de México, será porque es la mía :) Un abrazo Paty !!!

    ResponderEliminar