lunes, 19 de febrero de 2018

Amigas: los años noventa fueron mejores


Sergio González Rodríguez

Sergio González Rodríguez (1950-2017), dejó en las letras mexicanas un espacio difícil de llenar, una ausencia dolorosa. Amigas: los años noventa fueron mejores, libro póstumo que nos muestra que, dentro de su gran capacidad para incitar a la reflexión, también supo hacernos reír. “En los años noventa, la sexualidad es parte del currículum”; afirma en uno de sus textos, dejando la certeza implícita en sus simpáticas ironías, al hablar sobre su relación con las mujeres en esta década.

El autor de “Huesos en el desierto”, hace referencia en repetidas ocasiones al cine y la música, a los cafés y hasta a los bostezantes vampiros de Anne Rice. “Los muertos y las mujeres siempre me dejan con la palabra en la boca”, es su queja lastimera cuando Ibargüengoitia le cuelga el teléfono en sueños, aunque también la pudiera aplicar para referirse a la chica que lo dejó por aquel médico poeta bueno para bailar. Tan puede pedir un aplauso para el amor, con la misma intensidad que lo haría José José, como puede meterse en la conversación ajena y hacerla suya, como ha hecho tan nuestra esta obra tan íntima y personal.


Imposible que el recuerdo de Sergio González Rodríguez se diluya en la memoria.  Amigas: los años noventa fueron mejores abre un espacio entre la profundidad de sus análisis y la valentía con que abordaba los temas de violencia en el país, para mostrar su lado más humano.




Amigas: los años noventa fueron mejores
Sergio González Rodríguez
Almadía, México
2017, 243 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario