viernes, 24 de marzo de 2017

The Boss Baby

 Animación retro para Godínez

DreamWorks Animation tan inestable como siempre ya nos tiene acostumbrados a sus altas y bajas, después del buen cierre de la trilogía de 'Kung Fu Panda' ahora llega ‘The Boss Baby’ (Un jefe en pañales), por fortuna su nueva producción no cae en picada, tampoco tiene todo para colarse entre lo mejor de la casa, pero hay varios puntos en ella a mi parecer la rescatan.

La vida de Tim Templeton (Miles Bakshi/David Reyes Tim niño y  Tobey Maguire/Víctor Ugarte Tim adulto) era más que perfecta, él solía ser el centro del universo para sus padres el Sr. y la Sra. Templeton (Jimmy Kimmel/Arturo Mercado Jr. y Lisa Kudrow/Cony Madera), hasta que un día se entera que tendrá un hermanito. La llegada del bebé Templeton (Alec Baldwin/Mario Arvizu) vendrá a trastornar el mundo mágico en el que vivía Tim.

En las primeras escenas de la cinta, y ante la extrañeza reflejada en los gestos de mi hijo adolescente, tuve que aclararle que eso no era cierto, no existen familias así de perfectas, digo, asumiendo que toda esa ñoñez se pueda considerar perfección, pero usted no se asuste, todo esto viene de mi alma negra y amargada.  La verdad es que la cinta que dirige Tom McGrath (Madagascar, Megamente) esconde entre su colorida animación, ambientada, digamos, en tempos que fueron mejores (con menos tecnología), las tendencias de la época actual en donde los animales despiertan más ternura y compasión en las personas, que las personas mismas, por muy adorables que sean.

Esta historia es una adaptación libre del libro homónimo ilustrado de Marla Frazee hecha por Michael McCullers (Mr. Peabody & Sherman, Austin Powers: The Spy who Shagged Me), y aunque es cierto que el guion  no es muy fuerte que digamos, tiene los chispazos suficientes para entretener y hacer reír a los niños. Los adultos tampoco saldrán mal librados en este punto, porque tiene una buena dosis de humor “Godínez” muy de moda en este momento.

Debo decir que aunque vi la película doblada al español (el cual es muy bueno), no podía dejar de imaginarme al Baby Templeton en la voz de Alec Baldwin, pensaba en los ademanes del bebé y perfecto le veía la cara del actor que le ha dado un nuevo rostro a Donald Trump, aunque tal  vez el elenco seleccionado para la versión en idioma original no fue suficiente para sustentar el rotundo éxito de la cinta animada.

La animación es buena y hace gala descriptiva de la imaginación de un niño, tal vez no todo el mundo caerá en cuenta de la época que se refleja en la película, pero tendrá sus bellos detalles vintage para ubicarnos en ese tiempo en que los niños recurrían a la imaginación y fantasía para dar vida a sus juguetes. Era la época de los amigos imaginarios tal vez, pero reconfortablemente lejos de los “amigos” en las redes sociales. Muchos papás se sentirán identificados con el desfile de juguetes que regresan a nuestra vida como  un flashback. Tal vez no alcance para hacer reflexionar a los más pequeños, pero en los adultos dejará muchas cosas en qué pensar antes de comprar un perro.

En ‘The Boos Baby’ usted tendrá un mucho de coaching empresarial, recordará con cariño el terror y la diversión de tener un hermano (a) y caerá en cuenta que para ser considerado dama o caballero necesita alejarse de la clase turista. Todo esto acompañado de la música de Hans Zimmer, que en esta ocasión resultó como la película, no memorable, pero muy llevadera.








No hay comentarios:

Publicar un comentario