miércoles, 18 de mayo de 2016

Pasos Ciegos

    La ruta de las mujeres migrantes

El documental “Pasos Ciegos” comenzó como un proyecto de investigación de la organización Formación y Capacitación A.C. (FOCA), un colectivo interdisciplinario de mujeres y hombres  de diversidad cultural, con experiencia en los temas de salud sexual y reproductiva, género, migración y educación intercultural. Este colectivo se dio a la tarea de investigar el corredor Huehuetenango-Comitán por el que se unen las fronteras de Guatemala y México, y el cual es uno de los más transitados por mujeres migrantes. Ana Isabel Guadarrama y María Inés Roqué, por medio del  proyecto Ambulante Más Allá, utilizaron los resultados de esta investigación como antecedentes para un documental.

“Pasos Ciegos” recorre la rutas  alternas entre Chiapas y Centroamérica, esas rutas que no todos los migrantes siguen y que por alguna razón, a pesar de ser más peligrosas, son las rutas que utilizan la mayoría de las mujeres migrantes que ingresan solas a territorio mexicano. En el corredor Huehuetenango-Comitán predominan los lugares más apartados y solitarios, largos caminos que implican subir y bajar cerros. Las mujeres hacen el riesgoso recorrido a pasos ciegos, sin tener la certeza de cuál es el camino correcto. Son invisibles a las autoridades, pero muy evidentes a delincuentes y secuestradores.

Por medio de este documental, haremos un recorrido por la ruta en donde cientos de mujeres centroamericanas cruzan cada año la frontera equipadas con provisiones mínimas y sus ahorros. Llevan puesta la mayor cantidad de ropa posible, calzarse siete pantalones al mismo tiempo las puede librar de una violación; llevan también un anticonceptivo de depósito que les sea suficiente para el largo viaje y una mochila llena de sueños. Cinco historias diferentes con un mismo fin: buscar una vida mejor, lejos de la violencia y la pobreza extrema.


La acertada decisión de las directoras de llevar el documental a través de una voz en off permite hacer las historias universales. No hay una cara, hay miles de caras que salen todos los días a jugarse la salud, la dignidad y la vida en uno de los pasos migratorios más peligrosos del mundo, México. El documental cuenta también con los testimonios de las personas involucradas en el tráfico de personas, quienes dan fe de todas las atrocidades por las que las mujeres pasan.


¿Por qué es más peligroso el paso para las mujeres que para los hombres migrantes? Tal vez lo más acertado sería decir que es precisamente su condición de mujer lo que las vuelve más vulnerables. La mayoría de las mujeres que cruzan la frontera tienen entre 15 y 30 años de edad, su juventud las hace más susceptibles a un abuso de tipo sexual. Las mujeres no sólo pagan con dinero al “Coyote” que las guía, las mujeres son obligadas a pagar peaje con su cuerpo. Mientras más joven la cuota es más alta, ya que no es mismo cruzar a una señora de 45 años que a una jovencita de 15 o menos, estas últimas necesitan protección especial que garantice su integridad física, de las autoridades, delincuentes, traficantes de personas y hasta de sus mismos compañeros migrantes.

Pese a todo esto, las estadísticas muestran que el porcentaje de mujeres que logran llegar a EEUU es mucho más alto que el de los hombres. Al utilizar rutas más peligrosas y aisladas sus posibilidades de cruce aumentan, y aunque también se caen del tren y sufren los mismos abusos que sus compañeros varones,  la tenacidad las hace seguir adelante. El bienestar de sus hijos, el ir en busca del marido que emigró, el buscar mejores condiciones económicas que les permitan pagar las deudas que los maridos les dejaron, tener la posibilidad de enviar dinero a sus familias o simplemente tener acceso a las cosas materiales que les gustan.

A las mujeres migrantes las mueve algo más allá de ellas mismas, “Pasos Ciegos” no tiene la intención de mostrarlas como víctimas, sino como una figura fuerte y empoderada que está dispuesta a jugarse la vida en este recorrido; más no están dispuestas a recorrer ese camino en silencio, la voz que exige sus derechos como ser humano y como mujer está aquí para ser escuchada.


                                      _______________________

En el corredor Huehuetenango-Comitán, existen 2 pasos formales; la Mesilla y Gracias a Dios-Carmen Xhan. Se entiende por paso formal a la frontera legal representada por la presencia de autoridades institucionales con facultades determinadas por leyes y que se asienta en la existencia de aduanas que regulan el tránsito de cosas y personas.

En lo que corresponde a los pasos informales o “pasos ciegos” como los nombran las personas con las que tuvimos contacto durante la investigación, han sido definidos como espacios de tránsito cotidiano históricos entre poblaciones y productos que formalmente pertenecen a países distintos pero que en la vida diaria circulan con cierta libertad y utilizados también por migrantes en tránsito. En ellos, se pide una paga promedio de 100 Quetzales considerando los 3 cruces o retenes existentes. En estos lugares, es común también el cruce de personas para cualquiera de los países, sin mostrar documentación migratoria alguna. En años anteriores, el flujo de grupos migratorios con destino a Estados Unidos era mucho más numeroso por esta zona, sin embargo, la inseguridad, los controles migratorios por parte del INM, las extorsiones llevadas a cabo por los cuerpos policiacos, los altos costos de los productos por parte de los comerciantes de la zona, lo montañoso y escabroso del terreno, fueron desviando dicho flujo hacia otros puntos fronterizos del corredor migratorio.
  • Extracto de: Los Microterritorios, actores y procesos que confluyen. F.O.C.A
http://www.formacionycapacitacionac.org.mx/diag/el-corredor/los-microterritorios-actores-y-procesos-que-confluyen.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario