jueves, 20 de noviembre de 2014

Birdman, el alucinante vuelo de Alejandro González Iñárritu

Birdman

 o La inesperada virtud de la ignorancia 

Alejandro González Iñárritu



Dicen… ¡dicen! Que esta es la primera película de comedia para el director mexicano, yo digo que González Iñárritu no sabe hacer películas de comedia, yo digo que Birdman es un género nuevo que acaba de inventar. ¿Humor negro? ¡Si pero como no! Birdman es negra, ácida y alucinante con una música enloquecedora. En resumen: Me encantó.

Participando no sólo en la dirección sino también en el guión y en la producción Alejandro González Iñárritu quien siempre se ha caracterizado por sus dramas intensos (Babel, Amores perros, 21 gramos o Biutiful) nos presenta su proyecto más arriesgado, como él mismo dice, le puso un poco de chile picante mexicano y le salió más que bien.

A estas alturas del partido mi querido Alejandro se pone a sí mismo el reto de filmar en planos secuencia, es decir, en hacer tomas sin cortes en periodos de tiempo largo, así que sin mucha oportunidad de manipular las tomas nos expone la calidad de su trabajo, justo en esta película ese tipo de tomas la hacen más alucinante aún, ese efecto de estar tras bambalinas observando sobre el hombro del protagonista nos sitúa realmente en un teatro.



Emmanuel "El Chivo" Lubezki (Gravity, The Tree of Life) hace gala una vez más de su ojo y está al frente de la fotografía. Los actores increíbles todos,  esta película es el vuelve a  la vida de Michael Keaton  y le da una nueva visión a Zach Galifianakis.

Riggan Thomson (Michael Keaton) es un actor venido a menos que se hizo famoso por hacer películas de superhéroe y quien ahora intenta montar una obra que significaría su salvación y su reconocimiento como actor para dejar de ser una simple celebridad. Mike (Edward Norton) tiene el papel de un actor intenso pero problemático con problemas de alcoholismo que hace pareja con Lesley (Naomi Watts). Emma Stone le da cara a la hija de Riggan, Sam, recién salida de una clínica de rehabilitación y Zach Galifianakis es Jake el abogado que tendrá que resolver todos los problemas legales de Riggan.

Todo un conglomerado de egos en escena, cada personaje con sus propias demandas y problemas, me gustó mucho  la actuación de Lindsay Duncan como crítica de cine que un papel pequeño da una gran escena. “El Negro” logró sacar lo mejor de cada actor, dando a cada uno su escena intensa, pero a quien dejó por todo lo alto fue a Keaton quien cual Lázaro está de regreso a la vida.



Entiendo que no es una película para todos los gustos, no podría etiquetarla como comedia, hay demasiada intensidad en ella como para considerarla así. Es alucinante por momentos, la dirección y el guión la hacen irreal y absurda, pero son precisamente esos “brincos” los que la hacen maravillosa a mi gusto.

Bien por González Iñárritu, bien por Keaton y Norton, bien por el guión y la fotografía maravillosa, bien por Antonio Sánchez y la música que acompañó a la locura, bien por Birdman.






Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

No hay comentarios:

Publicar un comentario