lunes, 10 de noviembre de 2014

Big Hero 6, Baymax se impone con pocos músculos

6 Grandes Héroes

Don Hall y Chris Williams

 
Big Hero 6 está por llegar a las pantallas de cine en México, este fin de semana fue su estreno en Estados Unidos y al menos en la batalla de los ingresos en taquilla se está llevando de calle a Interestelar. ¿Qué es lo que tiene 6 Grandes Héroes que pueda vencer a Christopher Nolan? Pues nada más y nada menos que una titánica combinación, es el primer trabajo en conjunto de Disney, Pixar y Marvel.

Años y millones de dólares ha invertido Disney para conseguir volver a posicionarse a la cabeza de las películas animadas para niños, las nuevas producciones de otras firmas cinematográficas han hecho estragos en su imperio. Frozen reposicionó el liderazgo de Disney ahora el reto era mantenerlo.

6 Grandes Héroes basa sus personajes en un Comic de Marvel de 1998 creado por Steven T. Seagle y Duncan Rouleau, el comic no fue muy popular en su tiempo y la imagen de Baymax no es precisamente muy apegada al comic pero la expectativa alrededor de la película es muy grande.

La historia está ambientada en San Frantokyo, y este es el primer detalle sorprendente en las imágenes, agregarle ese aire japonés a la ciudad de San Francisco y volcarla a los impresionantes gráficos de animación por computadora la volvió  espectacular.

Hiro y Tadashi Hamada son dos brillantes hermanos huérfanos que viven con su tía Cass. Hiro en plena adolescencia y con toda su carga emocional característica de la edad no encuentra como encaminar su genialidad. Tadashi logra interesarlo la escuela de genios a la que él asiste y ahí conoce a los amigos de su hermano que inmediatamente lo adoptan como un nerd más.

El proyecto de Tadashi un robot que hace las veces de asistente médico llamado Baymax pasa desapercibido para Hiro, quien que se muestra más impresionado por los inventos de GoGo Tamago, Honey Lemon, Wasabi y Fred; pero después de un accidente en la escuela en donde Tadashi pierde la vida, Hiro mirará con nuevos ojos a Baymax.



Big Hero 6 ha sido desde su creación un megaproyecto, Disney echó toda la leña al asador y llevó a los genios creativos de Pixar y Marvel a tope. Ésta es la película con mayor número de personajes protagónicos de la historia, no uno, ni  dos, ni tres… seis personajes a los que hay que hacer brillar en sus dos facetas, como personas normales y como superhéroes. Además de los personajes de relleno y la ciudad que se vuelve un personaje más.

Por medio de un software llamado Denizen se crearon 701 personajes con más de 1000 ciclos de animación, dando un sin número de combinaciones animadas para rellenar cada escena. Siete secuencias de acción, también más que en ninguna otra película animada. En la película de Enredados, Disney puso a trabajar a 13 especialistas en efectos especiales en animación, para Big Hero 6 se requirieron 40. Lo anterior lo menciono sólo para se puedan dar cuenta de la magnitud del proyecto, porque toda esta terminología no dice mucho para mí, pero suena a que es algo grande; además lo que finalmente hace una buena película animada es algo más que un despliegue monumental de alta tecnología.

Lo que le dará el alma a la película, es decir, el verdadero reto a vencer, estuvo a cargo de los escritores, tanto para la adaptación del comic a la pantalla, como en el guión. Disney venía precisamente cojeando del lado de las película vacías, sin corazón, sin historia que mueva fibras y resulta que tuvieron la grandiosa idea de hacer una película de superhéroes para tratar de conseguir precisamente eso. No es una historia de cuento de hadas, no  hay romance ni amor que todo lo puede, no hay una pareja de personajes cómicos brincando por toda la película, no hay canción llegadora con prodigiosas voces,  casi podría decir que no hay Disney.

6 Grandes Héroes es una película equilibrada, es muy divertida, es emotiva sin ser desgarradora, logra proyectar los valores a través de las emociones más humanas como puede ser la ira o la venganza. Tal vez el aspecto del villano les falló un poquito y en ese punto la historia flaquea pero la balanza sigue inclinándose a su favor. El despliegue tecnológico es impresionante, vale la pena verla en su versión 3D, la música está bien llevada, sin ser todo lo “heavy” que puede ser el soundtrack de una película de superhéroes acompaña perfecto a la acción.

Baymax logra imponerse sin muchos músculos, nos roba el corazón con las tres líneas que forman su expresión facial, para mí es como un "Big Mama Hero" que puede dar la vida por ti mientras te pone un “curita” en la herida o te conforta con un cálido abrazo, así que por lo que más quieran ¡no se la pierdan! Y no abandonen la sala hasta el final final.









No hay comentarios:

Publicar un comentario