jueves, 11 de septiembre de 2014

En el Tornado

En el Tornado

(Into the Storm) 

  



A la película de En el Tornado de Steven Quale definitivamente le llueve sobre mojado, las criticas la están haciendo pedazos aunque sus ingresos en taquilla siguen para arriba, definitivamente no fue el “boom” del verano pero eso era algo que ya sabían. No estaba en mis planes ir a verla,  la invitación llegó y soy incapaz de decir no al cine.

La historia se lleva a cabo en Silverton un pequeño pueblo durante una ceremonia de graduación en la que el vicerrector (no sé por qué no lo hicieron rector si él hacía todo ahí) Gary Fuller interpretado por Richard Armitage tiene que lidiar no sólo con la escuela sino con sus dos hijos Donnie (Max Deacon) y Trey (Nathan Kress). De forma paralela aparecen en el pueblo un equipo de cazadores de tornados encabezados por Pete Moore (Matt Walsh) y la meteoróloga Allison Stone (Sarah Wayne). La cereza del pastel la vienen a dar un par de locos tipo “jackass” de los que ya no voy a dar el nombre porque de cualquier manera, al igual que los anteriores nombrados, tampoco los van a conocer.

Imposible no volver los ojos a casi dos décadas atrás (digo, a los que las décadas nos ajustan) y pensar en Tornado (Twister) con Helent Hunt y Bill Paxton, además del incipiente pero ya maravilloso Philip Seymour Hoffman y aunque tampoco fue maravillosa en su época, ahora parece brillar en contraste con la nueva versión.

Si bien es cierto que no estamos acostumbrados a pedir demasiado a las películas de acción en donde los efectos especiales son los que hacen gala de sus atributos, los actores no dejan de ser un gancho que atrae a la audiencia y si corremos con suerte y el guión es bueno pues que mejor. En este caso ni grandes estrellas, ni guión; parece que todo se lo invirtieron a los efectos especiales, que si, en verdad están muy bien hechos, las escenas de los tornados son impactantes, no me tocó verla en 3D o 4D, que creo que hubiera estado mucho mejor, porque los efectos lo valen, pero aún en la versión 2D se pueden apreciar muy bien.

El problema con estos efectos especiales, no fue que no parecieran reales, porque lo fueron, el problema fue que fueron exagerados en relación a la historia y si te pones a pensar en que el aeropuerto de Silverton tiene más aviones que el de Nueva York entonces lo que esperas es empezar a ver tiburones caer del cielo, porque es en donde empieza a separarse de Twister y se acerca a Sharknedo. En resumen las comparaciones siguen sin ayudarle.

La película en su afán por ser real nos muestra a todo el mundo con una cámara en la mano, todo el mundo tiene algo que filmar y que subir a la red y le quieren dar la apariencia de estar filmada en este formato, lo que la hace parecer una producción original de Youtube pero bueno, el esfuerzo lo hicieron, aunque igual, El Proyecto de la Bruja de Blair fue pionero y ya hace bastante tiempo.

Me da trabajo hablar totalmente mal de una película, porque hay gustos para todo y eso es muy respetable, así que mi recomendación de verla podría ser para las audiencias jóvenes, para aquellos que no vieron Twister y que es imposible que extrañen la música de Van Halen (porque hasta en eso les falló). Es una película para los que pueden reconocer a los actores que están brincando de la televisión al cine, perfecta para los seguidores de iCarly que seguramente disfrutarán de ver al crecidito Nathan Kress. Si va usted a verla por favor ¡no piense! No trate de encontrar justificaciones para cada escena y sólo déjese despeinar por los ventarrones de En el Tornado y agarre bien sus palomitas para que no salgan volando, porque ese tipo de efectos definitivamente son para verse en el cine.






No hay comentarios:

Publicar un comentario