martes, 17 de febrero de 2015

Te Robo una Frase 8


En el mes de febrero la frase seleccionada para jugar fue:

Cuando llegamos a la planta baja me dije que era el momento de intentar escaparme. En el sótano sería demasiado tarde. —Cornell Woolrich —Del relato: A través del ojo de un muerto.
Recuerda que tienes hasta el 20 de Febrero para participar con nosotros en este juego, al final encontraras los blogs que están participando.

El rey ha muerto, viva el rey




Cuando llegamos a la planta baja me dije que era el momento de intentar escaparme. En el sótano sería demasiado tarde, era ahora o nunca, pero no podía, me daba miedo moverme, sentía las gotas de sudor frío recorriendo mi cuerpo, mi respiración estaba agitada después de tremenda carrera que tuve que hacer con tal de librarme de él, pero al final fue inútil.

Ahora él estaba ahí, justo detrás de mí, podía sentir su respiración, el aroma de su aliento era terrorífico,  lo sentía babear, se estaba saboreando el bocado que estaba a punto de meterse a la boca, yo no entendía por qué estaba retrasando su tan ansiada cena, ya habíamos recorrido la planta alta y gran parte de la planta baja, él no daba señales de tener prisa.

¿Por qué no me tragaba ahí y ya? Tenía prácticamente sus colmillos en  mi cuello, así me guiaba al matadero, los segundos se me hacían eternos y él se estaba dando el lujo de pasearme por toda la casa, me sentía como si estuviera despidiendo mi reinado, pasando por mis territorios por última vez antes de decir: ¡el rey ha muerto, viva el rey!

Me estaba castigando con su demora, se estaba tomando el tiempo de disfrutar su victoria. Ya no recuerdo cuántas veces logré escaparme y cuántas veces festejé la mala suerte de este hijo de puta. Ahora que su suerte había cambiado me torturaba con la esperanza de volver a escapar, mis ojos recorrían rápidamente cada lugar por el que íbamos pasando tratando de maquilar rápidamente una milagrosa escapatoria.

Al fondo podía ver la escalera que va al sótano, era ahí a donde me llevaba, ahí se iba a dar un banquete conmigo, lejos de los ojos de los curiosos, en donde nadie lo moleste… ¡maldito!

La puerta de la habitación de la anciana estaba abierta, también lo estaba la puerta principal, una puerta justo frente a la otra, ahí estaba mi salida, pensé, pero caí en cuenta de que aunque gritara con todas mis fuerzas la anciana con su sordera no iba a escuchar mis ahogados gritos. Estábamos pasando justo frente a la puerta cuando los dos volteamos,  la anciana estaba en su mecedora con el tejido en mano como todos los días, prácticamente no se movía, el vaivén de la silla estaba por terminar y ella se había quedado dormida hilando su estambre.

Grité con todas mis fuerzas, él sólo apretó un poco los dientes para hacerme callar, dejé de moverme pero seguí gritando aunque creo que mis gritos no llegaban muy lejos. De repente la anciana abrió los ojos y se sobresaltó, más por el movimiento repentino de la silla que por lo que hubiera podido escuchar, su sobresalto fue suficiente para que la bola de estambre cayera de su regazo y saliera rodando justo frente a nosotros tomando velocidad en su camino hacia la calle.

Justo ahí lo sentí, el muy imbécil aflojó los dientes por seguir con la mirada la bola, me sacudí bruscamente y logré brincar y zafarme de mi mortal carruaje. Contrario a lo que tenía planeado no salí corriendo a la calle, él sorprendido se quedó parado, fácilmente me podría atrapar otra vez pero el muy baboso salió corriendo detrás de la bola, pocos segundos después de perderse en la puerta escuché un rechinar de llantas y el grito que me indicaba que Botas había perdido su sexta vida. ¡Mejor suerte para la próxima felino imbécil!








12 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado! Aunque me has hecho pasar la misma angustia que pasaba el protagonista del relato... Afortunadamente parece que al final ha podido librarse, al menos por esta vez...
    Muchas gracias por unirte al juego y por hacerlo con esta historia.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ramón, pero parece que logré despistarte por un momento, hice algunos cambios en el blog comenzando por el nombre y el formato, pero soy la misma Patricia Bañuelos de siempre, esta es mi octava participación en el juego y espero seguir participando cada mes. Saludos!!

      Eliminar
  2. Hola, Patricia
    No recuerdo si he comentado en tu blog alguna vez, aunque no me suena este sitio. De todas formas, te felicito por el cuento. Ya que al dejar ese antefinal o ese suspense hasta el final y resolver sobre uno de ellos solo: el de ATENCIÓN: SPOILER sobre que era un gato, Si embargo, nos dejas con la duda de el otro personaje quién era, ya que yo supongo que sería Piolín o un pájaro similar, ya que habla de carroza y coche de transporte en el que va metido (la boca del gato) y da mucho que pensar.
    Me alegro de conocerte y de haberte leído.
    Mi blog es
    http://ricardo-coraz.blogspot.com.es/
    y también participo en este juego. Cuando quieras te pasas. Quedas invitada.

    Un saludo, Patricia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ricardo. Ya había participado en las entregas anteriores y sí, ya me habías comentado alguna de las entradas, lo que pasa que cambié el blog, desde el nombre hasta el formato tal vez por eso no me reconoces. En cuanto a la historia la pensé como un ratón, pero tienes razón puede ser cualquier otro animal porque no dejé señal de nada más que del gato. Gracias!

      Eliminar
    2. Hola, Patricia.
      Estoy intentando buscarte en facebook para unirte a nuestro pequeño grupo literario LEO y ESCRIBO, pero hay muchas Patricia Bañuelos y ya sé que no habrá otra tan guapa como tú pero como esa foto no viene, me genera dudas y no me gusta "amigar" a nadie que no conozco de nada.
      Me pasas tu enlace de Facebook.
      Ahora te promociono por google+ y twiter; y por face cuando te tenga.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. https://www.facebook.com/patricia.banuelos1 ésta es mi dirección personal en facebook y ésta otra es la dirección del blog https://www.facebook.com/elvolardelcolibri?ref=hl
      Será un placer participar con ustedes. Ahh! y gracias por lo de guapa ;)

      Eliminar
  3. Estoy con mi amigo Ricardo, una paradoja muy bien narrada y que nos lleva fácilmente a los entrañables dibujos animados de los grandes, Silvestre y piolín porque ¿quién no ha disfrutado alguna vez de sus increíbles y maravillosas aventuras? Me ha encantado volver a recordar sus aventuras con tu espléndido relato. Felicidades.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Frank!! creo que voy a empezar a pensar la historia como un pajarito jajajaja porque parece que encaja mucho mejor. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que conste Patricia que yo Sí te reconocí (pese al cambio de look del blog). Ja,ja,ja,ja,ja,ja

      Eliminar
    2. jajajajaja no pude pasar desapercibida!! Eso de ser "la nueva" ya me estaba gustando ;)

      Eliminar
  5. Gracias Patricia. La verdad es que no me van mucho las angustias de hombres, mujeres y niños que andan "presos", que mueren o que sufren la agonía fianl de sus tristes vidas... Jajajajajaja, pero la de Piolín, pues es diferente. Los roedores tampoco me van demasiado, así que me quedo con la versión de Ricardo. Claro que yo como soy la romanticona, la de los finales felices y tal... jajajajaja. En serio, me encantó, de verdad.
    Y yo también te reconozco, como Frank. Yo creo que Ricardo, como últimamente no había escrito... Si a eso unes tu "cambio de look", pues se ve que se ha hecho un lío.
    Nos seguimos leyendo mientras Ramón siga convocando el juego (y si le da por parar, vamos a buscarlo y le obligamos, jajajajajajajajaja)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mary Ann!! Ramón tiene prohibido terminar con este juego jajajaja así que cuenta conmigo en caso de que se requiera algún correctivo. Saludos, nos leeremos pronto!

      Eliminar